Trucos para viajar con tu gato en coche (y que sea soportable)

por Carlos

Cuando llegan las vacaciones, el verano (o una mudanza) surge el eterno problema de cómo viajar con nuestras mascotas. En el caso de los gatos es algo que da pánico (por las historias nos cuentan); sin embargo, presta mucha atención, porque yo te voy a contar cómo podréis viajar tranquilos…

Con unos sencillos consejos para el viaje tu gato estará tranquilo, no maullará como un loco, ni vomitará, ni se hará pis encima. ¡Aunque el viaje sea largo!

Trucos para viajar con tu gato en coche (y que sea soportable)

La mejor forma de hacer un viaje largo con tu gato en vuestro coche es facilitándole la vida a él en todo lo posible. Ten en cuenta que son animales reacios a los cambios, asustadizos y que llevan muy mal el estrés y la ansiedad.

Por ese motivo, todas tus acciones deben ir dirigidas a lograr que no se maree, que esté tranquilo y lo más relajado posible. Y con los consejos que te voy a dar lo lograrás sin problema, que no te quepa duda, por suerte o por desgracia tengo mucha experiencia en esto y ya he cometido algunos errores.

Un gato no es un perro: la mayoría odian viajar en coche

Lo primero que necesitas tener claro es que el 99 % de los gatos detestan ir en coche. No tiene comparación a viajar con la mayoría de perros, así de sencillo.

No obstante existen excepciones, conozco algún felino se lo pasa pipa mirando por la ventana y lo lleva bien, pero para la mayoría de gatos pueden ser las peores horas del año. O al menos las más estresantes. Por mucho que tengáis el transportín más cómodo del mundo y que le vayas dando mimos, te garantizo que lo van a pasar realmente mal (y que te lo va a hacer pasar igualmente mal).

Dentro de lo malo que puede ser un viaje largo con tu gato en el coche, tu tarea será hacérselo lo más llevadero posible. Es la diferencia entre que vivan un infierno o que pasen solo un mal rato. ¡Y no es poca cosa!

Las 7 normas que no te puedes saltar al viajar con gato en coche

Viajar con el gato en el coche

Por lo tanto, a la hora de viajar con tu gato en coche será imprescindible seguir una serie de normas que os alivien las molestias tanto a ti, como a tu querida mascota.

De esa forma evitarás problemas los mareos o los vómitos, o que se tire todo el viaje llorando o quejándose o incluso que tenga algún problema estomacal con malas consecuencias para todos: animal, coche y… ¡tu olfato!

Ya sabemos bien todos los dueños de gatos que cuando se hacen pis en la alfombra o la cama quitar ese olor necesita de un producto desinfectante específico que acabe con las bacterias y, así, como en el olor.

Para el coche y descansad cada 60 o 90 minutos

Parto de la base de que esto habría que hacerlo incluso aunque no viajes con tu mascota. No obstante, sé que mucha gente prefiere hacer los viajes «del tirón» para llegar lo antes posible, algo que no está aconsejado para las personas pero que es más perjudicial todavía en nuestros queridos mininos. Necesitan descansar.

Si haces un viaje de más de 1-2 horas en coche con el gato es imprescindible hacer paradas. ¿Cuántas? Pues depende de la duración del trayecto:

  • Entre 1 y 3 horas: 1 parada.
  • Entre 3 y 5 horas: 2 o 3 paradas.
  • Más de 5 horas: una parada cada 90 minutos máximo.

Sé que la tentación es llegar cuanto antes al destino (y darle libertad a tu mascota y tus oídos), pero es importante hacer el viaje bien y evitar problemas derivados no parar 5 o 10 minutos a estirar las piernas, descansar la mente y darle unos merecidos mimos a tu felino.

Eso sí, nada de premios, aunque hay gente que lo aconseja, cuanto más tranquilo esté su estómago, mejor para todos.

Llena tu coche de feromonas para facilitar su adaptación y tranquilidad

Las feromonas artificiales para gatos son uno de los mejores inventos para evitar peleas o facilitar la integración de un nuevo gato. Pero tienen más usos, y entre ellos está el que te interesa a la hora de viajar: sirven para lograr que tu gato se relaje, no se maree, vaya más tranquilo y haga el trayecto más relajado. Es decir, todo lo que queremos, ¿no es así?

Para conseguirlo en el coche deberás utilizar las feromonas que vienen en spray (la versión de enchufe no tiene sentido en un vehículo).  El pulverizador es muy sencillo de usar y perfecto para echarlo en el transportín (y en todo el coche si es tuyo). Además, si vais a una nueva casa, también podrás utilizarlo allí para facilitar su adaptación.

No olvides que el efecto de las feromonas incide más en unos gatos que en otros. Si ya utilizabas Feliway en casa es probable que esté más adaptado; en cambio, si es la primera vez que las utilizas, posiblemente tendrán más incidencia y tu minino viajará en las nubes; es increíble lo mucho que les ayuda.

RebajasMás vendido Nº1

Durante el viaje: agua sí, comida no

Para evitar que tu gato vomite (o que tenga diarrea) durante el viaje, es imprescindible que cuando emprendáis la marcha él ya haya hecho la digestión. Por lo tanto, deberán haber pasado al menos 3 horas (idealmente 4-5) desde la última comida.

Si es imposible porque salís de casa a primera hora de la mañana, en ese caso es mejor que vaya en ayunas. No te preocupes, no pasa nada porque tu minino pase un poco de hambre; en cambio, si le sienta mal la comida por el viaje, las consecuencias serán peores para todos, te lo garantizo.

El tema del agua es otra historia. Para un gato es importante beber agua ya que tienen serios problemas para hidratarse con facilidad por su morfología, así que debemos facilitarles acceso a la misma durante los descansos del trayecto. Intenta que beba en todas las paradas y así llegaréis a destino sin riesgo de deshidratación. Es algo que hay que evitar a toda costa.

No olvides llevar un arenero portátil para que puedan hacer sus necesidades

Arenero portátil para gato

¿Tú puedes hacer un viaje de más de 3 horas sin ir al baño? Probablemente no, salvo que tengas una vejiga gigante.

Pues a tu gato le pasa lo mismo, aunque ellos necesitan ir al baño con más frecuencia que nosotros. Por lo tanto, debemos facilitárselo en cualquier viaje en coche.

En todo viaje que supere las dos horas de duración es aconsejable llevar un arenero portátil para que, en las paradas, tu minino pueda hacer sus necesidades si lo necesita.

Se podría hacer pipí en el transportín, llegaría sucio e incómodo. O peor aún, podría ponerse a maullar sin parar en el coche y volverte completamente loco.

Los gatos que están menos acostumbrados a hacer viajes largos en coche pueden no querer usar el arenero portátil. Es normal. Recuerda llevar la misma arena que tiene en casa. Si prefiere aguantarse, será su elección, pero tú tienes que hacer todo lo que está de tu parte.

Para este tipo de areneros es recomendable usar una arena gruesa, de los 4 tipos de arena que existen te recomiendo la aglomerante, de sílice o la ecológica (nunca la absorbente). Esto facilitará la limpieza y no ensuciará tu coche. Sin embargo, lo primero será usar la misma que tienes en casa, ya sabes que a nuestros amigos de cuatro patas no le gustan los cambios y menos todavía si es en un viaje. Apuesta por lo seguro.

Si tu gato es muy nervioso, puedes utilizar un sedante suave para viajar

La opción de sedar a mi gato nunca me ha emocionado. Es algo que me da respeto. Sin embargo, para viajes muy largos en coche puede ser una tranquilidad que os evite muchas horas de sufrimiento tanto a ti como al animal. Hazlo como algo puntual.

Esta sedación tiene que estar prescrita y ejecutada por un veterinario. En ningún caso existe la posibilidad de que tú puedas darle un sedante por ti mismo. No te fíes de lo que venden en las tiendas (tanto físicas como online) como sedantes naturales, puede no hacer prácticamente nada. NUNCA uses drogas humanas como el Valium.

La mejor forma vendrá dada por tu veterinario. No todos los gatos llevan bien la sedación, y algunos no son aptos para recibirla (por ejemplo si toman medicación como la indicada para los problemas renales o de cistitis tan frecuentes en gatos).

En cambio, otros mininos están acostumbrados, por ejemplo los que se cortan el pelo en verano, que reciben casi siempre algo de sedación para evitar destrozar los brazos del peluquero felino.

Música para viajar con un gato sí, pero con el volumen bajo

Música suave para tu gato en el coche¿Eres de los que va en el coche cantando a todo volumen? En ese caso tendrás que esperar a tu siguiente viaje para seguir entrenando tus cuerdas vocales.

De hecho, a estas alturas ya sabrás que los gatos son muy sensibles al volumen y los sonidos fuertes. ¿No has notado que en tu casa siempre se va cuando hay alguien gritando, la tele suena demasiado alta o se escuchan ruidos como el de un taladro?

Cada gato es único y tiene preferencias sobre la música. Por ejemplo, al mío le encantan las listas de reproducción de tipo chillout y son las que siempre le pongo en el coche. No es broma. En cambio, el gato de mi vecino odia la música y si la pone en alguna habitación el minino se marcha al instante. Asúmelo, tendrás que hacer lo que le guste a tu gato… ¡como siempre!

Por supuesto, igual que debes llevar la música con un volumen bajo y agradable, lo mismo ocurre con tu voz. Por favor, nada de gritos o voces en el coche, tu mascota lo sufriría y el viaje sería más traumático, algo que no deseas en absoluto. Puede afectarle a posteriori.

Coloca el transportín en el suelo del coche para evitar que tu gato se maree

Ya te lo he comentado a lo largo de todo el artículo: hay cosas que no puedes controlar, pero todo lo que esté en tu mano para que tu gato viaje cómodo, tienes que hacerlo. Y una de las cosas más sencillas de cumplir es poner el transportín en el sitio más adecuado.

Por experiencia, no será una buena idea poner el transportín en el asiento delantero del coche si viajas solo, aunque te pueda parecer que así irán más distraídos o acompañados.

En los asientos traseros sí podría ir, aunque algunos mininos se marean rápidamente si pueden mirar hacia fuera. Por ende, la solución que te propongo (y que mejor me ha funcionado siempre) es sencilla: encaja el transportín en el suelo del coche entre el asiento trasero y el delantero. Así conseguirás que tu gato no pueda ver el exterior y además reducirás los movimientos laterales provocados por las curvas.

Y por supuesto ni hablar de meter al gato en el maletero, eso sí que no debes hacerlo, no lo tendrías a la vista en caso de que le pase algo, vomite o tenga algún problema.

No olvides conducir de forma suave. Nada de giros bruscos, rotondas a toda pastilla o cambios de carril violentos. De ese modo reducirás las posibilidades de que el animal se maree en el coche (que son altas).

RebajasMás vendido Nº1
Transportín Perro Gato, Bolsa de Transporte Transpirable para Mascotas, Portador de Viaje con Correa de Hombro Ajustable, Transporte de Gato con Colchón Suave + Tazón Plegable (17.3*12.2*13.4 inch)
  • PRÁCTICO Y PORTÁTIL: El tamaño del este transportín para perro es: 17.3*12.2*13.4 inch, recomendado para mascotas hasta 15 lbs(Por favor, mida el tamaño y el peso de su mascota antes de comprar este producto). Viene con un tazón azul plegable como regalo entra y un cojín blando. Con esta bolsa ligera, puede llevar su mascota a cualquier lugar, y deja que su mascota y usted tengan un viaje maravilloso y feliz.

Además, es una buena idea meter en el transportín empapadores para perro (sí, para perro, se usan para entrenarlos, pero son perfectos para estos viajes con gato en coche) por si acaso se le escapa algo de pipí o vomita.

Como se pueden cambiar en unos pocos segundos, te evitarán muchos problemas y además añaden comodidad en el viaje al ser mullidos. Lleva de sobra por si se hace pipí varias veces por los nervios.

Conclusión: lleva a tu gato en el coche con precaución y sentido común

Viajar en coche con tu gatoViajar con tu gato en coche no es algo sencillo. Pero si lo vas a llevar a cabo sí o sí, necesitas que impere la precaución y el sentido común.

Por ejemplo, si haces una parada y es verano, por corta que sea, deja el motor en marcha y el aire acondicionado encendido. La temperatura en un coche puede pasar de 20ºC a 30ºC en unos pocos minutos y un golpe de calor no es descartable en esas circunstancias.

Igualmente debes ser precavido en caso de parar a descansar y, aunque lleve arnés, no puedes dejar que tu minino salga del coche, ¡ya que cuando están bajo tensión o estrés son impredecibles y podría salir corriendo y perderse!

Lo que mejor funcionará será utilizar Feliway en spray (estas hormonas los tranquilizan muchísimo y serán de gran ayuda).

No está de más tener el contacto de un veterinario de confianza en vuestro destino, por si el viaje sale peor de lo esperado y quieres que le echen un vistazo rápido.

Con los consejos que te he dado y el sentido común, seguramente llegaréis a destino sanos y salvos. Alguna sorpresa os deparará el destino; no obstante, úsala también para aprender y mejorar de cara a vuestros futuros viajes. En eso consiste la vida.

close
Aprende trucos para que tus mascotas vivan a cuerpo de rey, con el presupuesto de un mendigo.
Es 100 % gratis. Dejar de recibir los mensajes también.

No enviamos spam. Política de privacidad.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario