Problemas urinarios en los gatos, como prevenirlos y tratarlos

por admin

Los problemas urinarios en los gatos son frecuentes en las clínicas veterinarias. No solemos saber de ellos hasta que nos afectan de cerca, por eso la labor de prevención que se suele realizar es muy escasa.

Si te preocupa el bienestar y la salud de tu mascota, es muy importante tanto la prevención de esta enfermedad como saber el protocolo de actuación si se manifiesta.

En este artículo vas a descubrir todo lo que necesitas saber al respecto de la cistitis en gatos, muchas veces llamada cistitis ideopática felina o cistitis intersticial, así como de los problemas urinarios más frecuentes.

Problemas urinarios en gatos

La mayoría de dueños de gatos piensan que este tipo de problemas son temporales y que no requieren tratamiento. Lo cierto es que es al revés, son muy pocos los casos que no se acaban tratando y solucionando en unas pocas semanas o meses.

Es una enfermedad a vigilar muy de cerca cuando sucede, ya que puede derivar en complicaciones importantes.

FLUTD o ETUIF, ¿qué es?

Las siglas FLUTD significan Feline Lower Urinary Tract Disease, o en su traducción al español, ETUIF: Enfermedad del Tracto Urinario Inferior Felina.

Se da por igual en ambos géneros, pero cuando está presente, en los machos suele tener una mayor gravedad. Esto es así porque su anatomía les predispone con mayor facilidad a un bloqueo de la uretra.

Este problema se conoce también como cistitis felina, cistitis ideopática o cistitis intersticial.

Síntomas de que tu gato puede tener un problema urinario

Revisa el comportamiento de tu gato en el areneroLa sintomatología de esta enfermedad es muy característica y variada. Cada gato puede expresarse de una manera distinta en situaciones similares. Por lo tanto, debes estar atento a todas las posibilidades y, ante todo, no descartar la enfermedad porque no se cumpla alguno de los síntomas.

Los síntomas más habituales de la cualquier problema utinario en un gato son los siguientes:

  • Lamido continuo y excesivo en la zona genital y perianal: aunque suele indicar FLUTD, aunque también podrían ser parásitos, ya te contamos hace poco como tratar los diferentes tipos.
  • Dificultad y dolor al orinar: puedes detectarlo por los sonidos que emitirá tu gato al hacer pipí.
  • Intentos de orinar en vano: sucede porque en realidad la vejiga está vacía, pero tienen el reflejo por la enfermedad. Puede provocar dolor como en el síntoma anterior.
  • Orina fuera del arenero: es posible que tu gato haga pipí fuera de su sitio habitual. No te enfades con él, puede ser un síntoma de FLUTD, sobre todo si su arenero está en buenas condiciones higiénicas.
  • Sangre en la orina: vigilar las heces de tu mascota es un básico para detectar posibles enfermedades. No es lo más agradable, pero es efectivo.
  • Cambios en el comportamiento: seguro que conoces muy bien a tu gato, así que si notas cambios importantes en su día a día, sospecha.

Ante la más mínima sospecha no dejes pasar el tiempo y visita al veterinario. Si se complica, la enfermedad en el tracto urinario es grave y puede llegar a causar la muerte en casos extremos.

Diagnóstico de los problemas urinarios

Si te decides a llevarlo al veterinario, al especialista no le costará demasiado averiguar si tiene esta enfermedad. Lo complicado es saber la causa que la ha provocado, algo que será necesario para un tratamiento efectivo.

Lo más probable es que el profesional te pregunte por el comportamiento de tu gato (visitas al baño, dolor al orinar, etc) y tras ello comiencen las habituales pruebas físicas: medición de constantes vitales y palpamiento del abdomen para evaluar la vejiga.

La visita al veterinario es esencial para diagnosticar FLUTDSi aun no se ha podido hacer un diagnóstico con garantías, llega el turno de las pruebas. Un estudio de la orina para analizar un posible contenido en sangre y cristales será la primera comprobación.

Si fuera necesario, el siguiente paso es realizar una radiografía y una prueba de contraste, intentando de esa forma detectar la obstrucción para solucionarla lo antes posible.

Para finalizar la batería de pruebas si aún no ha habido éxito, está la opción de la cistoscopia. Es una técnica avanzada que permite introducir una cámara microscópica en la vejiga, de forma que el veterinario puede observar el interior de la misma y detectar las anomalías.

Como has podido ver, no son pocas las pruebas disponibles. Pero, ¿qué le han diagnosticado a tu gato? Es hora de conocer las causas de la mayoría de los problemas urinarios en gatos.

Cistitis idiopática felina

Es el diagnóstico más habitual, y en muchos casos lo causan factores externos a tu mascota. Por ejemplo, es muy típico en cambios de residencia o mudanzas.

Cistitis idiopatica FLUTD

La mayoría de casos de cistitis idiopática se resuelven sin grandes complicaciones tras un tratamiento adecuado.

Se trata de una inflamación en la vejiga que provocará bastante dolor a tu gato, llegando incluso a bloquear la uretra si se trata de un macho. En los casos más graves se puede llegar a filtrar sangre en la orina.

Cálculos y cristales en la vejiga

Es menos habitual que la cistitis, pero también se da con relativa frecuencia. Los cálculos más habituales son los cristales de estruvita y el oxalato de calcio, que se forman cuando la orina tiene un pH muy ácido (de 4 a 7).

Ambos casos pueden provocar situaciones complicadas a nivel de salud, sobre todo en machos. La dieta juega un factor muy importante en este diagnóstico, por lo que hablaremos de ello más adelante para que sepas como prevenirlos.

Infección bacteriana del tracto urinario

Si tu gato no sale de casa y está bien alimentado, es muy extraño que coja una infección bacteriana. En cambio, si tu gato padece diabetes, debes vigilar muy de cerca esta posibilidad.

Por otra parte, si tu mascota sale al exterior y su alimentación no es todo lo buena que debería ser, puede que su sistema inmune no resista todos los ataques y en uno de ellos desarrolle un problema urinario.

Causas frecuentes que provocan problemas urinarios en gatos

Las mudanzas crean estrés, una de las causas de FLUTDLas causas que provocan los problemas urinarios en los gatos son bastante variadas y no siguen un patrón único. Hay algunas que son congénitas y llegan con la simple existencia, mientras que otras se adquieren a lo largo de los años por una mala alimentación o una falta de ejercicio, por poner dos ejemplos habituales.

Problemas urinarios en gatos causados por el estrés

El gato doméstico es un animal muy rutinario. Salvo excepciones, llevan mal los cambios de cualquier tipo. Si hablamos de sus afecciones urinarias, la cistitis idiopática es, sin lugar a dudas, la más frecuente que aparece relacionada con el estrés.

En principio lo habitual es que las causas por las que un gato se estresa sean transitorias, y no supongan un mayor problema pasado un periodo de adaptación corto. Hablamos de mudanzas, nuevos animales en casa u obras, por poner algunos ejemplos.

¿Cambias de casa? Piensa en tu gato antes de planificar la mudanza y hazle el cambio lo más llevadero posible.

Si el estrés es continuo o si tu gato no retoma la normalidad en su conducta, puedes probar con las feromonas artificiales que te indicábamos antes, lo calmarán y lo harán estar en mejor estado anímico, son de mucha ayuda e incluso resuelven el problema en muchos casos.

Mala alimentación

La alimentación juega un papel muy importante en la salud de tu gato. Un pienso de baja calidad altera el pH urinario, favoreciendo la formación de piedras en la uretra.

El pienso seco puede favorecer problemas urinarios en los gatos

Para evitarlo, mi recomendación es que des a tu gato un pienso de calidad, preferiblemente sin cereales y que alternes de vez en cuando con un poquito de comida húmeda o dieta BARF.

Tanto la comida húmedad como la dieta BARF además harían que su hidratación mejorase, lo que conlleva que la orina que la orina sea más líquida y no cause problemas.

Si tu gato está esterilizado lo mejor para él será utilizar un pienso específico, como ya te comentábamos en ocasiones anteriores. Además hicimos una lista de los piensos más recomendables para ellos y como ayudan a evitar estos molestos problemas urinarios.

Anomalías anatómicas

No es el caso más habitual, pero tras un golpe en una caída o pelea tu gato puede acabar desarrollando algún problema urinario.

También existe la posibilidad de que tu mascota tenga el problema de nacimiento y, a pesar de que no se haya manifestado hasta ahora, se vaya agravando con el tiempo y se manifieste de forma aguda un día cualquiera.

En el primer caso puedes ayudar al diagnóstico, sobre todo si tu gato sale fuera de casa. Revisa posibles heridas o golpes en su zona posterior y, si encuentras algo que te inquiete, no dudes en acudir al veterinario para una exploración más a fondo.

Sobrepeso gatuno

En Cuidados Para Mascotas siempre insistimos en la importancia de que los animales que conviven contigo lleven una dieta saludable, así como una vida lo más activa posible. De esta forma se consiguen eliminar muchas de las causas que producen problemas urinarios en gatos a la larga.

El sobrepeso causa FLUTDPor desgracia, al igual que ocurre entre los humanos, el sobrepeso en mascotas cada vez está más generalizado. Las consecuencias de una mala alimentación y una falta de ejercicio diaria son graves en la salud de tu mascota.

El sobrepeso en mascotas no solo provoca problemas de tipo urinario, también otras enfermedades como artritis o diabetes.

Tal y como recomendábamos hace un momento en el apartado sobre la alimentación, un pienso apropiado (y sin cereales como este) sumado a un mayor ejercicio físico son claves para evitar que el causante de esta afección sea el sobrepeso.

Tratamiento y prevención de problemas urinarios en gatos

La enfermedad en el tracto urinario es muy sencilla de prevenir si se siguen las pautas adecuadas.

Estas pautas son las mismas que para el tratamiento y se centran en pilares de la vida de tu felino como la dieta, el ejercicio o la hidratación.

Ante todo debes ser consciente de la vida que lleva tu gato y adaptarte a sus circunstancias. Por ejemplo, no es lo mismo la necesidad de hidratación que tiene un gato sedentario que no sale de casa, a la que tiene un gato que hace dos o tres escapadas al día y que juega con frecuencia. Cada caso es único.

Dieta húmeda

Desde hace varias décadas la popularidad del pienso seco es clara: no tiene rival en el mercado. Es una forma sencilla de alimentar a tu gato, puesto que la comida puede permanecer inalterada durante meses a temperatura ambiente.

Por contra, al no tener apenas humedad, el aporte de agua que recibe tu gato de este tipo de comida es muy bajo.

Esto puede provocar problemas urinarios, ya que se favorecen las condiciones de baja hidratación donde se fomentan estas enfermedades. Además, a los gatos les cuesta bastante beber agua, por lo que prefieren obtenerla de los alimentos.

Si bien no es necesario que dejes de darle pienso seco a tu gato como alimento principal, es recomendable combinarlo con comida húmeda de vez en cuando. Por ejemplo, puedes alternar cuatro días a la semana comida seca y tres días húmeda.

Dieta BARF

La dieta BARF reduce los problemas urinarios en los gatosSi lo que te preocupa es hidratar a tu gato al máximo a través de la comida, entonces la dieta BARF (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food) es la solución.

Ya te contamos hace poco los beneficios  de aplicar el concepto Real Food o comida real a nuestras mascotas, lo hizo mi compañero aplicándolo a los perros, pero las bases son las mismas. Este tipo de alimentación es fantástica a nivel nutricional y de hidratación, puesto que la carne cruda contiene altos porcentajes de agua, minerales y vitaminas.

Como contra, tiene unos riesgos asociados en forma de posibles enfermedades que no todos los dueños de animales están dispuestos a asumir.

Yo soy un fiel defensor de la dieta BARF siempre que la fuente del alimento sea fiable. Para los problemas urinarios en los gatos es casi milagrosa, pues obliga al gato a estar hidratado siempre. Eso sí, en última instancia debes ser tú quien evalúe la situación para decidir si apostar o no por este tipo de alimentación.

Evita altas dosis de vitamina C

La vitamina C es esencial en la salud de tu gato, pero sin excesos. La dosis hace el veneno y en el caso de esta vitamina, pasarte de la raya puede conllevar problemas en el tracto urinario de tu gato, algo que queremos evitar siempre.

Esto es muy importante si el problema urinario de tu gato son los cálculos de oxalato cálcico. Ahí sí debemos ser estrictos con reducir la vitamina C en la medida de lo posible.

Hidratación constante

La hidratación es vital para reducir los problemas urinarios en los gatosLo hemos visto antes, pero es tan importante que creo que merece un punto aparte: necesitas estimular la hidratación de tu gato.

La orina de los gatos es una de las menos líquidas de todos los mamíferos.

Si a ello le sumamos la baja ingesta de agua que tienen todos de gatos domésticos, los problemas urinarios están casi garantizados. A tenor de mi experiencia con mis gatos me ha quedado claro que solo hay dos cosas realmente efectivas para hidratarlos mejor:

  • Humedecer ligeramente el pienso: puede ser con agua o incluso con un caldo de pescado, carne o verduras para añadir nutrientes beneficiosos para tu felino. No lo hagas todos los días, pero dos o tres días a la semana es una excelente idea.
  • Fomentar que beban agua: si a tu gato no le gusta demasiado beber agua, es tu trabajo facilitarle esta tarea. Una fuente automática siempre funciona muy bien para este cometido. El flujo del agua animará a tu gato a interactuar y acabará bebiendo más agua que si le tienes el clásico cuenco.
RebajasBestseller No. 1
DADYPET Bebedero Gatos, Fuente silencioso para Gatos 2L Bebedero Automático Fuente de Agua para Mascotas Gatos Perros 3 Modos Ajustable con 2 Filtros de Carbón Activado (Blanco)
  • Los beneficios: Cuando el agua se estanca o no se mueve, pueden crearse bacterias y virus que son los responsables de la propagación de enfermedades como gastroenteritis canina. Para impedir el contagio de este tipo de enfermedades, no se nos ocurre mejor opción que tener en casa bebederos automáticos. Te recomendamos DADYPET, para que escojas entre su gama de productos, el que mejor se adapte a las necesidades de tu compañero de vida.
RebajasBestseller No. 2
Bonve Pet 2.5L Fuente para Gatos y Perros, Bebedero Gatos Perros Mascotas Bebedero Automático Fuente de Agua Silencioso con 3 Filtros de Repuesto, Tapete de Silicona, 3 Modos
  • 🍀【GRAN CAPACIDAD DE 2,5L】 Nuestra fuente de agua para mascotas tiene una gran capacidad de 2,5 litros, que puede almacenar agua de forma segura hasta por un mes. Está hecho de materiales libres de BPA, y no tiene olor, por eso es segura totalmente para sus mascotas

Conclusiones

Puede que no hayas vivido ningún caso cercano de problemas urinarios gatunos, e incluso que creas que son aislados, pero te equivocarías. Es una de las enfermedades más comunes en los gatos domésticos, el problema es que muchas veces ni siquiera es detectada a tiempo.

Mi recomendación es que intentes aplicar los conceptos básicos de prevención que hemos hablado en este artículo, eso sí, introduciéndolos poco a poco en la vida y rutina de tu gato. Recuerda que son animales que no toleran bien los cambios bruscos.

En el caso de que ya tenga cistitis felina o algún problema de este tipo, intenta llevar el caso con un seguimiento veterinario permanente. Y no olvides poner todo de tu parte para que tu gato pueda superarlo: hidratación constante, mucho cariño e intentar que lleve la mejor vida posible dentro de las limitaciones que le imponga la enfermedad.

Si tú ya lo has vivido de cerca seguro que no ayuda a todos leer tu experiencia. Compártelo en los comentarios.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario