Mi perro no tiene apetito ¿es normal? ¿qué debo hacer?

por admin

La mayoría de perros son unos glotones y les encanta comer todo lo que pueden.

Por eso cuando mi perro no tiene apetito o come menos de lo normal se encienden todas las alarmas en mi cabeza. ¿Qué puede estar pasando?

Mi perro no tiene apetito ¿es normal? ¿qué debo hacer?

En nuestra casa también ha sucedido: mi perro de repente no tiene apetito y no sé cuál puede ser el problema. ¿Estará enfermo? ¿le habrá dejado de gustar el pienso?

Vamos a analizar los motivos más frecuentes por los que un perro puede no tener hambre y las formas más sencillas de resolverlo.

Motivos por los que tu perro no tiene apetito

Que hacer si tu perro no comeNo tiene por qué ser un único motivo, pueden ser varios factores los que desencadenen el problema. Lo que deberás revisar es la actitud que tiene el animal frente a la comida.

Si tu perro…

  • Huele la comida pero no la come: es el caso de menor gravedad. Lo más normal es que no le guste el pienso que le has comprado o se haya cansado de él. Lo trataremos más adelante con detalle.
  • Se queda cerca de la comida pero no llega a probarla ni olerla: en esta ocasión lo más probable es que tu perro quiera comer pero no se vea capaz. Es una situación preocupante causada de forma habitual por parásitos (como las tenias o los gusanos).
  • No hace intención alguna de comer ni de acercarse al cuenco de pienso: es la peor de todas las situaciones y si sigues leyendo podrás descubrir los motivos por los que está sucediendo. En este caso la situación es muy preocupante, hay que ponerle solución lo antes posible.

¿Están cubiertas todas sus necesidades básicas?

La pérdida del apetito es un problema frecuente en aquellos canes que no tienen sus necesidades básicas cubiertas.

He estado en muchas casas en las que los dueños creían cuidar a los perros como marajás y por desgracia era todo lo contrario. La intención era buena, el resultado no.

Cubre las necesidades básicas de tu perro

Necesidades básicas de tu perro:

  • Agua: ha de tener siempre acceso a ella, y si es limpia y fresca como la de una fuente automática, mucho mejor. Es la mejor compra que se puede hacer en una casa con mascotas.
  • Ejercicio: no todas las razas requieren la misma intensidad, pero un mínimo de ejercicio es obligatorio para su bienestar perruno.
  • Higiene: cepillado, lavado, uñas… todo lo necesario (en función de la raza) para que tu perro se encuentre bien.
  • Descanso: ¿tu perro descansa sin ruidos? ¿Tiene camas suficientes con mantas? ¿No pasa frío?
  • Veterinario: las vacunas y las revisiones anuales de salud también forman parte de sus necesidades básicas.
  • Educación: el uso del refuerzo positivo es obligatorio para el buen estado mental de tu perro.
  • Relaciones sociales: cada perro socializa a su manera. Es importante que comprendas la forma que tiene tu perro de hacerlo y le permitas satisfacer esa necesidad.

Seguro que cuando pensabas en las necesidades básicas que tiene tu perro no te salía una lista tan extensa.

Revisa bien cada punto y ten en cuenta que si alguno falla esa podría ser la causa por la que tu perro no tiene hambre ultimamente.

Cambios en las rutinas de tu perro

Los humanos no somos los únicos que nos estresamos ante un viaje largo en coche, un cambio de rutinas o una mudanza.

Pensamos que un pequeño cambio en nuestros horarios no afectará a nuestro mejor amigo pero te garantizo que sucede más a menudo de lo que crees. 

Las rutinas afectan al apetito de tu perro

Estas son cinco rutinas diarias que mal planificadas pueden influir de forma negativa en el apetito de tu mascota:

  1. Frecuencia y duración de los paseos: casi siempre el problema viene por recortar tanto la duración como la frecuencia. Que tu perro se queje por pasear más es raro (salvo que sea muy mayor), pero si te quedas corto podría afectarle.
  2. Horario de las comidas: el organismo de tu perro se adapta a comer a determinadas horas cada día. Si modificas de golpe la hora a la que come tu mascota puede que pierda el apetito.
  3. Descanso: dormir bien es esencial para el buen funcionamiento de los órganos de tu perro. Ya lo hemos visto antes: camas, mantas, ruidos; todo afecta. Revisa que descanse de forma correcta siempre.
  4. Tiempo en soledad: los perros lo pasan bastante mal cuando se quedan solos en casa, pero también se puede dar el caso opuesto y que se agobie si no tiene ratos de soledad. En el caso de que estés de vacaciones o te vayas más tiempo del deseado valora que esta sea la posibilidad por la que tu perro no quiere comer.
  5. Juego y diversión: a los perros les encanta jugar pero muchas veces no les damos todo el tiempo que merecen. ¿Por qué no dejas el móvil durante 15 minutos y empleas ese tiempo en jugar con tu perro? Ganaréis los dos.

Si una o varias de las rutinas de las mencionadas en la lista cambian tu perro podría rechazar la ración de comida. Revísalas y cúmplelas siempre que sea posible.

Vacunas o medicación

Si tu perro no tiene apetito puede ser por las vacunas

Si has vacunado a tu perro hace poco o si está empezando con una nueva medicación la probabilidad de que interfiera con su apetito es alta.

Los cambios que se producen en el organismo de tu mejor amigo al darle un medicamento o al vacunarlo pueden causar que no tenga ganas de comer. De hecho supongo que tu veterinario te habrá advertido sobre este problema.

Si pasan más de dos días desde la vacunación y tu perro no ha recuperado las ganas de comer entonces la situación deja de ser normal. En ese caso te aconsejo hacer una llamada al veterinario.

¿Un nuevo miembro en la familia?

Un nuevo miembro en la familia puede hacer desaparecer el apetito de tu perroLa llegada de un nuevo integrante de la familia como un hijo e incluso otro perro pueden provocar que el apetito de tu mejor amigo desaparezca como por arte de magia. Y es que los celos caninos son un problema más frecuente de lo que creemos.

Si habéis tenido un hijo la relación del perro con el bebé ha de ser la mejor posible desde el principio para evitar problemas de conducta. No tengas miedo a que tu perro huela e incluso de algún lamido cariñoso al bebé ya que lo necesitará para aceptarlo como un nuevo miembro de la familia.

¿Estás embarazada y te preocupa que tu perro pueda tener celos de tu futuro bebé? Deja que tu perro se acerque a tu barriga y permite que sea partícipe del proceso durante el embarazo.

En el caso de que el recién llegado sea otro animal la aceptación depende del carácter de tu perro. Hay algunos que llevan mal dejar de ser el centro de atención mientras que otras mascotas se adaptan sin problemas a vivir con un nuevo compañero y lo disfrutan.

Cambio de alimentación

Los cambios en el pienso del perro pueden suprimir el apetitoHe tenido perros que comían cualquier cosa mientras que otros son tan sibaritas que solo aceptaban una marca determinada de pienso. 

Si tu perro no tiene apetito y le has cambiado el pienso hace poco existe la posibilidad de que ese sea el problema. Está rechazando el cambio y su forma de hacértelo saber es negándose a comer.

Para confirmar que este es el problema consigue un poco del pienso que tomaba antes. Mézclalo con el nuevo y ofréceselo. Si se lo come ese era el problema. Otra opción es comprar el nuevo pienso en un formato pequeño. Así, si no le gusta, no te supondrá un gran problema.

Si tu mascota rechaza alguna marca de pienso y no hay forma de que lo acepte recuerda que a las protectoras de animales siempre les va bien cualquier alimento para los perros que están allí esperando una adopción.

Enfermedad

Perro enfermo no quiere comerQue tu perro caiga enfermo siempre es una pésima noticia pero es una posibilidad que se debe contemplar. Si tu perro ha dejado de comer de repente puede ser a causa de algún problema de salud como los siguientes:

  • Problemas bucodentales.
  • Obstrucción intestinal.
  • Insuficiencia renal.
  • Cáncer.
  • Parásitos (garrapatas, tenia, etc).

Por supuesto la visita al veterinario es lo más recomendable si sospechas que puede haber una enfermedad grave detrás de su inapetencia por la comida. Es mejor prevenir que curar.

Cómo hacer que tu perro vuelva a tener apetito

Así se recupera el apetito de tu perro

Estoy seguro de que te sientes fatal al ver como tu perro no tiene ganas de comer nada y de que estás deseando resolver esta situación lo antes posible.

Para lograrlo te voy a dar unos sencillos trucos y consejos que conseguirán recuperar su apetito.

Recupera sus rutinas habituales

Es algo injusto pero a veces los perros son los grandes damnificados de nuestros cambios de rutina. Antes tenían un buen paseo de media hora por las mañanas y ahora salen cinco minutos… o ninguno. El resultado es claro: un perro triste y sin ganas de comer.

La solución es modificar tu horario para recuperar la rutina que tenía tu perro. Ya sé que si te levantas a las siete de la mañana es duro pasearlo antes de ir a trabajar pero recuerda que tener una mascota también conlleva hacer ciertos sacrificios.

Recupera las rutinas habituales de tu perroLo mismo se aplica a otras costumbres que tuviera tu perro. Por ejemplo, si era un animal activo a nivel social y os habéis mudado, es posible que ahora se relacione menos. En ese caso, intenta pasearlo en zonas donde haya otros canes para que recupere las sensaciones habituales.

Cambia la marca de pienso en busca de nuevos estímulos

Los perros están adaptados a comer lo mismo a diario y no suelen dar problemas por ello porque tienen muchas menos papilas gustativas que los humanos. Sin embargo en ocasiones he visto como alguno de mis perros dejaba de tener apetito sin razón aparente… hasta que le cambié la marca del pienso.

A la hora de buscar un cambio en su alimentación te aconsejo que aproveches para escoger un pienso que sea apropiado para tu perro; ya hemos hablado antes de:

Hay marcas de pienso que reducen la calidad de las materias primas para invertir ese dinero en publicidad. ¡Mira los ingredientes antes de comprar y no caigas en la trampa!

Los piensos sin cereales (como el True Instinct o el Taste of the Wild) son los más apropiados para una correcta digestión y asimilación de nutrientes. Recuerda que el perro es un descendiente directo del lobo que es un animal carnívoro. Olvídate de arroz, maíz o trigo, tu mascota necesita es carne o pescado.

Bestseller No. 1
ACANA LIGHT & FIT comida para perro 11.4 KG 1 Saco
  • Dieta rica
  • Ingredientes enteros frescos del animal
Bestseller No. 2
YERBERO Nature Salmon & Rice sin Gluten Hipoalergenico para Perros 12kg
  • Con nueva fórmula de muy alta calidad con proteína de salmón. Muy buen nivel de apetencia y alta digestibilidad. Aporta ácidos grasos saludables.
  • Resultados óptimos en el aspecto del pelo de la mascota. Elaborado SIN GLUTEN.

Aumenta el ejercicio físico durante los paseos

Los perros tienen un apetito voraz después de una buena sesión de ejercicio o un paseo largo. ¡No eres el único!

El sistema nervioso central de tu mascota aumentará sus ganas de comer para compensar las calorías gastadas. Por eso considero esta como una de las soluciones más interesantes si tu perro no abre el pico.

Este método es excelente y recomendable por ejemplo en el caso de mudanzas o cambios de rutina pero no lo realices si tu perro está con medicación o enfermo. Podrías empeorar su situación.

El ejercicio físico de intensidad moderada contribuye al bienestar físico y mental de tu perro, ¡sal a correr con él!.

Correa flexible para pasear perro en bici

También recuerda que debes valorar el estado físico, la edad y la raza de tu perro. No hagas locuras ni fuerces a tu mejor amigo a hacer un ejercicio para el que no está preparado. Lo que buscamos es sacarlo un poco de la zona de confort habitual y hacer que su gasto calórico aumente en un 10% o 20%.

En lo que respecta a tu responsabilidad debes ser un ejemplo para tu perro. No tengas miedo a salir con él a dar un paseo aunque esté lloviendo o haga mucho frío. ¡No hay excusas!

Utiliza snacks naturales y saludables para despertar sus instintos

A mi perro le encanta el pienso pero no tiene ni comparación con la pasión que siente por los premios. ¡Se vuelve loco!

Los snacks para perros son muy potentes para su paladar y su sistema nervioso central por lo que no conviene abusar de este método. Utilízalo como parte del refuerzo positivo cuando se porte bien y merezca ser recompensado.

Cuellos de pollo, piel de animales, orejas de buey, nervios o “puntas” de toro… ¡Fliparán! Te lo aseguro.

Bestseller No. 1
Arquivet Puntas de Nervio de Toro - 500 gr
  • Puntas de nervio de toro completamente naturales que proporcionan a tu perro una perfecta higiene dental
Bestseller No. 2
ECOSTAR Perros Snack rabo Puntas 1 kg, 1er Pack (1 x 1 kg)
  • kausnacks son un complemento útil para perros forro normal.

Potencia el sabor de la comida con un caldo casero

En ocasiones algo tan sencillo como darle más sabor a la comida de tu perro es suficiente para despertar sus instintos y lograr que vuelva a comer con normalidad.Caldo de pollo para potenciar el sabor del pienso

Los caldos comerciales pueden ser una opción de emergencia pero no te los recomiendo. Su alto contenido en sal y los aditivos los hacen menos interesantes.

Mi truco favorito es tener siempre listo un buen caldo casero de pollo y jamón en la nevera. Cuando mi perro no tiene apetito le mezclo el pienso con el caldo caliente hasta que se forma una masa blanda que le vuelve loco.

Si no tienes en casa o no eres cocinitas siempre puedes mezclar caldo de pollo de tetrabrik o en polvo con un poco de agua y la ración de pienso diaria, para darle un extra se sabor y un cambio a la textura.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario