Así debes cuidar y proteger las almohadillas de un perro

por Carlos

¿Sabes lo importante que es proteger las almohadillas de un perro? Por norma general es algo a lo que no le damos demasiada importancia porque no las vemos con frecuencia, ¡parece que no existen!

Sin embargo, para tu mascota son muy importantes, son su unión con el suelo. Si no les prestamos atención, con el paso del tiempo o por algún problema puntual se pueden agrietar o endurecer demasiado, lo que causará molestias, dolor y tristeza en tu mascota.

Por tanto, es imprescindible cuidarlas rutinariamente y también protegerlas ocasionalmente para que el animal tenga el máximo bienestar.

Así debes cuidar y proteger las almohadillas de un perro

Sé que pensar en cuidar las almohadillas de tu perro no es una tarea tan agradecida como, por ejemplo, cepillarlo, que a muchos nos encanta. Pero es igual de necesario para su salud.

Tú no vas a la montaña con el mismo calzado que a la playa o con el que vas a la calle. Si andas por tierra sin calzado te harás daño; pues con tu perro pasa igual.

¿Estás listo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre los «neumáticos» de tu mascota?

¿Por qué las almohadillas de tu perro son tan importantes para su salud y bienestar?

Las almohadillas son esenciales para el bienestar de tu perroLas almohadillas son el único punto de unión entre el animal y el suelo. Por eso, si hay cualquier problema en las mismas (grietas, heridas, inflamación…) sufrirán y les dolerá en cada uno de los miles de pasos que dan al día.

¿Sabes lo que le sucede a un perro que no tiene las almohadillas en buen estado? Lo primero que llega es la tristeza, ya que no puede correr e incluso le dolerán al andar. Después de eso, apatía e incluso depresión, por sentirse incapaz de hacer algo básico. No querrá salir a pasear e incluso podría perder el apetito.

Las almohadillas son una de las partes más sensibles de todo el cuerpo de tu mascota. ¡Están llenas de terminaciones nerviosas! Sin embargo, dan la impresión de ser todo lo contrario por su aspecto tan rudo, y eso hace que caigan en el olvido recibiendo pocos cuidados y tratamientos.

Por ello, las almohadillas de un can necesitan, ante todo, prevención. Se pueden curar las heridas e hidratar las grietas a posteriori, pero no hay nada mejor que evitar que ocurran los problemas previniéndolos, ¿verdad?

Las 5 situaciones que debes evitar que tu perro se dañe las almohadillas

Aprende a cuidar y proteger las almohadillas de tu perro

Existen muchas situaciones en las que tu perro puede dañarse las plantas de sus pies. Sin embargo, el 90 % de los problemas ocurren en las 5 situaciones que voy a contarte con detalle.

Conocerlas te ayudará a evitar daños, visitas al veterinario, malos ratos y sufrimiento en el animal.

Pasear o correr por asfalto (sobre todo en verano)

La primera norma que debes seguir para proteger las almohadillas de tu perro es evitar el asfalto en la medida de lo posible. Debéis hacerlo por norma general (todo el año), no obstante, cuanto más calor haga, mayor debe ser el énfasis en NO salir a andar o correr por la carretera.

El motivo te lo puedes imaginar. El asfalto es abrasivo como casi ninguna otra superficie sobre la que pueda caminar tu mejor amigo, ya que está diseñado para friccionar con los neumáticos de los coches, y cuanto más calor hace mayor es el desgaste que produce, pues se calienta mucho por su color oscuro. En esas condiciones hace un efecto lija y seca las almohadillas en pocos segundos, lo que conllevará, con casi total seguridad, grietas profundas en las patitas del animal al llegar a casa.

¿Nunca te has fijado? Puede ser que tu mascota ni siquiera se haya quejado, a veces no lo hacen, pero eso no quiere decir que no las sufran. Acostúmbrate a mirarle sus almohadillas de vez en cuando.

En épocas de calor, busca zonas ajardinadas con césped (o al menos hierba) para pasear. Superficies suaves y delicadas con las patas de tu mejor amigo, que no provoquen heridas y que le permitirán llegar a casa sin ningún tipo de abrasión. ¡Y el día siguiente más!

Andar por nieve o hielo demasiado tiempo

Cuidado al pasear con tu perro por el hielo o la nieveAhora vamos con el ejemplo opuesto. Si con el calor las precauciones han de ser notables, lo mismo sucede con el frío;  la nieve y el hielo también queman con la misma facilidad que el asfalto. ¡O incluso más!

Si tu perrete es como el mío y le encanta la nieve… déjalo que disfrute y se lo pase a lo grande. Eso sí, con un límite de tiempo, ya que pasados los 10 o 15 minutos, es hora de volver a casa para cuidar y proteger sus almohadillas (o de tomarse un descanso).

Además, no te olvides de poner cera protectora en sus patitas. ¡Te lo cuento con detalle más abajo en este mismo artículo!

En condiciones climáticas de frío y nieve vigila también que tu mejor amigo no pase frío para que no enferme. Pero siempre prestando máxima atención a las almohadillas, pues no están hechas para soportar la fricción con el hielo y la nieve.

¡Ojo a las zonas con escombros o cristales!

Otro de los mejores consejos que te puedo dar para la protección de las almohadillas de tu mascota es evitar las zonas peligrosas en los paseos o cuando salgáis a hacer running juntos.

Zonas que debes evitar para que tu perro no se dañe las patitas:

  • Escombreras con restos de electrodomésticos.
  • Ubicaciones con vegetación peligrosa como los cardos o las espigas.
  • Sitios abandonados que pueden tener objetos punzantes.
  • Contenedores de reciclaje de vidrio.

Por tu barrio o vecindario podría haber otras zonas similares que puedan ser peligrosas para tu mascota. Si es el caso, intenta evitarlas, será por sitios para pasear…

Estoy seguro de que, como hago yo, normalmente estás prestando atención a tu mascota durante los paseos. A pesar de ello, nuestros perritos son muy curiosos, en cuanto ven una zona inexplorada van directos a olisquear. Eso puede conllevar heridas en sus almohadillas por cortes u objetos clavados.

Por lo tanto, máxima precaución, y recuerda siempre que el objetivo primordial es llegar a casa sanos y salvos.

Cuidado con la hiperqueratosis canina

Problemas en las almohadillas por hiperqueratosisLa hiperqueratosis canina es un problema de salud tan frecuente como desconocido. Sucede, por norma general, por una falta crónica de hidratación en las almohadillas de tu perro.

Se trata de una enfermedad de tipo evolutivo que se genera poco a poco a lo largo de muchos meses. Las consecuencias son extremadamente molestas para tu mejor amigo, cada pisada significa dolor.

¿Por qué motivos aparece la hiperqueratosis canina?

Como puedes ver, se trata de una lista bastante extensa, así que en la próxima revisión con tu veterinario no olvides comentar el tema. Ten en cuenta, además, que al ser una enfermedad que está en las almohadillas no es tan visible como otras, por lo que su detección se complica.

Mi consejo es que al menos una vez a la semana le eches un buen vistazo a los pies (y al hocico) de tu mejor amigo. Si notas grietas o más dureza de la habitual en sus almohadillas, entonces no lo dudes y pasa a la acción.

Sedentarismo y sobrepeso

El asunto del sobrepeso en perros es muy preocupante por las graves consecuencias de salud que conlleva. Del mismo modo, el sedentarismo se está convirtiendo en una tendencia al alza, y tiene también consecuencias de salud muy negativas para cualquier animal.

En este artículo estamos centrándonos en las almohadillas de los perros y, en contra de lo que yo mismo creía en su día, el sobrepeso también guarda relación con problemas en las mismas.

¿Te has planteado alguna vez que los únicos animales con sobrepeso son los que tenemos los humanos como mascotas? Si tu perro tiene sobrepeso es «tu culpa» y tu responsabilidad ponerle solución.

  • Empecemos por el sedentarismo: cuando un can sale poco tiempo de paseo, hace poco ejercicio y su movimiento se reduce, la base de sus patitas empeora su condición. Puedes pensar que no tiene sentido, ya que las utilizan menos; pero lo que sucede es lo contrario: el organismo detecta que no necesita usarlas y se vuelven menos resistentes a la fricción. Así que, cualquier paseo un poco exigente puede implicar heridas, rajas o grietas en las almohadillas.
  • Por otro lado está el sobrepeso: aquí el problema viene cuando el peso del animal es excesivo y sus almohadillas no están preparadas para soportarlo. Entonces, cuanto más peso le sobre, peor será la salud de sus patitas. ¡Otra buena razón para ponerlo en forma!

Protección y cuidado de las almohadillas de un perro

Cuidar y proteger las almohadillas de tu perro

Las quemaduras, cortes, abrasiones, heridas y grietas son más habituales de lo que te imaginas en todos los perros. Las patas de tu mascota pasan por decenas de sitios peligrosos y, en consecuencia, es completamente normal que se haga algún destrozo de vez en cuando.

El problema viene cuando no lo detectamos porque el perro no cojea o no se queja. Por ello, extremar la precaución y el cuidado de las almohadillas de tu perro es realmente importante, ya que evitarás molestias y complicaciones innecesarias.

Protege las almohadillas (y el hocico) de tu perro antes de pasear

Si tu perrete es de esos con las almohadillas extremadamente sensibles, o si se le agrietan con facilidad, mi recomendación es protegerlas todos y cada uno de los días. En cambio, si no es vuestro caso, puedes reservar la protección para los paseos más intensos, o para los que hagáis en zonas cuyo pavimento que sea más agresivo.

¿Sabías que las medidas que tomas para proteger las almohadillas de tu perro son también igual de efectivas para su hocico? ¡Aprovéchalo y haz un 2×1 en cuidados para tu mascota!

Quizás creas que una crema solar es la mejor idea para sus almohadillas u hocico. Sin embargo, a menos que quieras gastar el dinero en balde, no te lo aconsejo, ya que estos productos pierden su efecto en pocos minutos en ese tipo de piel.

Por ese motivo, lo que necesita tu mascota es una cera protectora especial para sus patas.

Más vendido Nº1
Dulàc Crema Almohadillas Perros Natural y Reparadora con Manteca De Karité, Vitamina E, Cera De Abejas, Crema Protectora Almohadillas Perro, Protector de Almohadillas Perro Made in Italy
  • 🐾 Crema patas perro en tarro, con acción emoliente, hidratante y reparadora. Protege, hidrata y favorece la reparación de las almohadillas dañadas por arañazos y grietas

No obstante, quizás no tengas la cera y necesites un remedio inmediato. Ahí puedes echar mano de algunos remedios caseros mientras recibes la cera.

Productos «de andar por casa» para proteger las almohadillas de los perros:

  1. Aceite de oliva
  2. Vaselina común
  3. Rosa mosqueta
  4. Aloe vera
  5. Agua templada con sal
  6. Cola de caballo en infusión.

La ventaja de la cera con respecto a las cremas (y a los remedios caseros mencionados) es que la cera hará una capa protectora de verdad, dura y resistente, pero a su vez hidrata y repara la zona. Es lo ideal para los paseos, el asfalto o la nieve.

En cambio, no es tan efectiva como la crema a la hora de cuidar las almohadillas después de los paseos, por lo que yo te recomiendo usar ambas opciones, cada una en su momento. A continuación te hablo de las cremas hidratantes.

Eso sí, en el supuesto de que solo quieras usar una opción siempre escoge la cera, pues vale para ambos cometidos.

Hidrata a diario las almohadillas de tu perro

Crema para las patas de tu perro

Muchos me habéis preguntado qué se le puede echar a un perro para hidratar sus almohadillas. ¿Sirven las cremas hidratantes que usamos los humanos? Estaría genial, sin embargo, no son efectivas para tu mascota. Necesitan cremas específicas.

Por lo tanto, la mejor forma de hidratar las almohadillas de un perro es mediante un producto especial formulado a base de ingredientes naturales como aceites esenciales, vitamina E, mango o manteca de karité. Dale una aplicación todos los días para prevenir, o dos aplicaciones si ya las tiene un poquito secas. Hazlo mejor por las noches antes de dormir y/o a primera hora de la mañana.

Estas cremas para perros no huelen ni son tóxicas. Por lo tanto, no te asustes si tu perro se lame las patitas tras aplicársela, es algo normal y no le afectará en absoluto.

Botas para proteger sus patitas

¿Existe algo más gracioso que un perro con paseando con botas? Cuando veo uno siempre se me escapa una carcajada. Sin embargo, debemos ver un poco más allá, pensar si es bueno o malo y cómo se deben utilizar.

El problema más habitual con las botas para perros son los roces en el quinto dedo. Se producen porque la bota le aprieta mucho y hace fricción del mismo modo que si tu te pusieras un zapato dos tallas inferior a la tuya. Por ello, si en algún momento se las pones, asegúrate de que no le aprieten, o será peor el remedio que la enfermedad.

Las botas para perros son una buena idea para invierno en aquellos canes que tengan las almohadillas sensibles. Hacen el trabajo de proteger y le permiten pasear durante más tiempo. No obstante, intenta evitar que las botas se humedezcan, y si las notas mojadas porque hay lluvia o nieve, volved antes a casa y retiradlas lo antes posible. La humedad en las almohadillas producirá más problemas de los que las botas le eviten.

Casos extremos de problemas o heridas en almohadillas: visita a tu veterinario

Visita del perro al veterinario

La visita al veterinario es necesaria siempre que los problemas en las patas de tu mascota estén por encima de un grado leve. El motivo es que el medicamento recomendado (un producto queratolítico tópico) para eliminar el problema solo lo puede recetar un profesional.

Además, allí podrán comenzar directamente el tratamiento, así como darte las pautas necesarias para curar las almohadillas de tu perro cuando están en una mala situación. Gracias a ello podréis revertir el estado en poco tiempo y tu mejor amigo podrá disfrutar de unas «zapatillas» nuevas muy pronto.

¿Acabas de ver heridas en las almohadillas de tu perro? Sigue estos pasos

Es habitual llegar a casa después de salir a andar con tu mejor amigo y que, sin venir a cuento, se ponga a cojear. ¿Habrá pisado un cristal? ¿Cómo se puede haber hecho daño?

La respuesta en la gran mayoría de casos está en el último paseo. A los perros les pasa exactamente lo mismo que a los humanos: las heridas no duelen cuando estamos «en caliente».

Del mismo modo que tú puedes rasparte la pierna y no enterarte hasta que te duchas, a tu perro le pasa igual, no nota nada pero cuando se enfría en casa llega el dolor y los aullidos que tanta pena nos dan.

Es hora de actuar:

Desinfecta la herida lo antes posible

Betadine diluido para las heridas de tu perro

El primer paso para curar las almohadillas de un perro cuando tiene una herida: la desinfección.

Al contrario de lo que quizás puedas pensar, no hacen falta productos especiales, pero tampoco puedes usar Betadine como lo hacemos nosotros. Hay que diluir la povidona yodada al 1 %, así que teniendo en cuenta que este producto ya viene diluido al 10 %, debes echar 10 ml de la solución en 100 ml de agua. Mézclalo en un vaso y extiéndelo con una gasa. De esa forma conseguirás la proporción perfecta para desinfectar la herida de tu perro.

Para aplicar la disolución de Betadine sobre la herida es recomendable utilizar siempre una gasa. Si empleas algodón, las fibras se pueden quedar en la herida, una pésima idea para el proceso de curación que puede llegar a causar infecciones graves.

# Vista previa Producto Precio
1 Indas Compresa Gasa Esteril 100U Indas 160 g Indas Compresa Gasa Esteril 100U Indas 160 g 6,00 EUR
Tras hacer la desinfección yo siempre recomiendo dejar la herida al aire. No obstante, en algunos casos puede ser mejor taparla (depende de si tu mejor amigo es travieso o tranquilo). Si consigues que la tenga aireada la curación se acelerará y podrá volver a andar con normalidad cuanto antes.

Vetericyn Plus, ideal para curar cualquier herida de tu perro

Vetericyn Plus para las heridas

Otra de las consultas que más recibimos es sobre el tiempo,  ¿cuánto tardan en curarse las almohadillas de un perro? Por desgracia, este tipo de heridas y grietas necesitan más tiempo que la piel para recuperarse, ya que cada paso que da el animal supone un estrés para la herida.

Yo vivo en una zona con caminos donde hay piedras afiladas. Por eso tengo tanta experiencia con este problema, ya que mi perro en ocasiones las pisa y se hace pequeños cortes que antes tardaban semanas en sanar. Hasta que di con la solución para acelerar la curación.

El producto que mejor me ha funcionado para las heridas en las almohadillas de mi perro es Vetericyn Plus, sirve para curar prácticamente cualquier herida en un animal.

De hecho también lo utilizo con mis gatos para sus heridas de rascarse en las orejas. No obstante, no pienses que es milagroso y que mañana no tendrá heridas; acelera la velocidad de curación entre dos y tres veces. Que no es poco.

Por ese motivo, si tu mejor amigo se hace un corte en una almohadilla, en lugar de tardar 10 días en curarse la podrá tener bien en 3, 4 o 5 días. Merece la pena, sin duda. Creo que no hay ningún producto mejor que tener en casa para nuestras mascotas.

RebajasMás vendido Nº1
Vetericyn - Spray líquido para heridas y Cuidado de la Piel - 89 ml
  • Adecuado para: Cortes y rasguños.
  • Abrasiones, arañazos y quemaduras.
  • Puntos calientes y erupciones cutáneas, abscesos y llagas.
close
Aprende trucos para que tus mascotas vivan a cuerpo de rey, con el presupuesto de un mendigo.
Es 100 % gratis. Dejar de recibir los mensajes también.

No enviamos spam. Política de privacidad.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario