Bultos rojos en el ano de un gato. Estas son todas las posibles causas.

por Carlos

Los bultos rojos en el ano de los gatos son frecuentes en todas las edades. Sin embargo, también suponen una de las fuentes de disgustos y preocupaciones más habituales. Es normal asustarse al ver esos abscesos de un color rojo tan intenso.

Por suerte, en la mayoría de casos no se trata de algo que deba preocuparte. Generalmente se trata de una inflamación de las glándulas anales del animal, que no representa ningún riesgo para su salud.

A pesar de ello, sí habrá algunas causas que podrían indicar el inicio de un problema grave, o incluso de una enfermedad como un tumor, y ahí es importante actuar lo más rápido posible. La salud de tu mascota está en juego.

¿Por qué mi gato tiene bultos rojos en el ano?

Tu gato tiene bultos en el ano por una anomalía en su organismo: algo no está funcionando bien.

Pero ¡que no cunda el pánico! En más del 90 % de los casos se tratará de problemas leves, como una diarrea que ha ido a más o algún parásito que está haciendo de las suyas.

Aun así, si el problema fuera más grave, con suerte lo detectarás a tiempo gracias a este artículo; y la solución será rápida. Hemos dejado algunas fotos escondidas en el artículo, puedes pulsar para verlas cuando llegues a ellas, te ayudarán a diferenciar una sencilla inflamación de un problema mayor.

La importancia de revisar con frecuencia el cuerpo de tu gato

Cepillado para gatos de pelo largo

Revisar el cuerpo de tu gato varias veces a la semana es algo en lo que insisten mucho la mayoría de los veterinarios.

Y tienen toda la razón. No podemos olvidar que a consecuencia de su denso pelaje, muchas veces los problemas en la piel pasan inadvertidos, y en ocasiones se detectan cuando es demasiado tarde. ¿Cuál es la mejor forma de hacerlo en este caso?

Síntomas de que algo no está bien en la zona anal de tu gato:

  • Lametones constantes en la zona anal.
  • Negativa a comer y beber.
  • Frotar o rascar el culo por el suelo.
  • Mal olor.
  • Hematomas visibles en la parte anal.
  • En casos graves, si les molesta el caminar, también podrían evitar hacerlo y estar mucho rato tumbados.
  • Pelaje alrededor de la zona anal mojado por la secreción.

Yo siempre aprovecho nuestras sesiones diarias de cepillado y cuidados del pelaje de mis gatos para revisar la zona del culo. Lo que hago es acariciarlos por todo el cuerpo y darles mimos pero poniendo máxima atención en encontrar algo fuera de lo normal.

Bultos, calvas, zonas húmedas, zonas con el pelo más corto o incluso sus propias reacciones. Si el animal se molesta cuando le tocas una zona posiblemente sea porque está sintiendo dolor.

Además, cuando paso el peine por la barriguita, intento fijarme bien en la zona trasera, así puedo detectar si tiene bultos rojos en el ano o cualquier otro problema similar.

Cuando finaliza el cepillado y la inspección pertinente no puede faltar un buen premio. Vale que los gatos no son como los perros y no sacan tanto partido del refuerzo positivo pero funciona ¡los míos se dejan explorar a diario porque ya saben cuál será su premio! Una lata de comida húmeda al menos tres o cuatro veces por semana.

Todas las posibles causas de los bultos rojos en el ano de un gato

Los bultos rojos en el culete de tu felino pueden aparecer a causa de múltiples factores o causas.

Por eso conviene conocerlos todos y estar atentos en el día a día, de este modo podrás detectar cualquier pequeño cambio en tu minino y evitar que el problema pase de ser leve a grave en pocos días.

Vamos a ver todas las causas de que el ano de tu gato tenga bultos rojos:

Glándulas anales inflamadas

Las glándulas anales pueden causar bultos rojos en el ano de tu gato

Los pequeños bultos rojos o sacos que tiene tu mascota a los lados del ano son sus glándulas anales. Los puedes ver a simple vista aunque no esté enfermo ni tenga ningún problema.

Sin embargo, y a pesar de ser completamente naturales en todos los gatos, se pueden inflamar y causar problemas de salud en tu minino.

Las glándulas anales son esenciales para el comportamiento de los gatos y su relación con otros animales. Sirven para marcar el territorio y para comunicarse con otros gatos, ya que pueden transmitir mensajes de aceptación, desaprobación, ganas de jugar

Si observas que tu gato arrastra la zona trasera por el suelo o la alfombra podría padecer saculitis anal. Sucede cuando el animal pierde la capacidad de vaciar estas glándulas al defecar, acumulando contenido en las mismas y dando lugar a inflamaciones, abscesos, infecciones y bultos rojos en su ano.

Si detectas este comportamiento habrá que abrir esas glándulas y drenarlas, de forma que no lleguen a una situación grave y necesiten cirugía. Esto es algo sencillo que puedes hacer tú mismo desde casa sin tener que llevarlo al veterinario.

Pasos a seguir para vaciar las glándulas anales de tu gato:

  1. Lávate a fondo las manos y ponte guantes de látex (si tienes en casa).
  2. Prepara una gasa o una toallita hipoalergénica.
  3. Coge la cola de tu gato con una mano y levántala hacia arriba.
  4. Palpa hasta identificar los sacos de las glándulas anales, es sencillo notarlo porque están más blandas, con líquido dentro.
  5. Presiona desde abajo hacia arriba con mucha suavidad, incrementándola poco a poco si ves que no se drenan. Si te ayuda alguien situando una gasa delante es ideal, ya que puede salir el líquido con presión y mancharte.
  6. Desinfecta la zona con betadine diluido en agua al 10%.
Bestseller No. 1
Dhohoo Toallitas limpiadoras hipoalergénicas para perros y gatos, limpiador de patas y orejas para perros y gatos, toallitas naturales (paquete de 320)
  • Orgánico y seguro: la fórmula sin alcohol ni parabenos de Dhohoo's Pet Wipes hace que sea natural y clínicamente probado seguro para mascotas, sin miedo a irritaciones o alergias. Puedes limpiar el abrigo, la parte trasera, los ojos, las orejas, las patas y la cara de tu perro o gato, el material es muy suave y agradable.
Bestseller No. 1

Si no te atreves a drenarlas tú mismo, o si tienes dudas sobre el proceso, el veterinario lo despachará sin problema en unos minutos. Para ti es algo poco habitual y te puede costar realizarlo las primeras veces, pero para ellos es un mero trámite.

Eso sí, si tu gato tiene este problema con frecuencia (y algunos lo tienen), te recomiendo que aprendas a hacerlo en casa. Ganarás en tiempo y en dinero.

Prolapso rectal: máxima precaución

Visita al veterinarioCon los bultos rojos en el ano hay que actuar como con cualquier problema de salud en tu mascota. Es decir, primero debes descartar un problema más grave, que en este caso sería el prolapso rectal.

El prolapso rectal ocurre cuando el ano se sale hacia fuera, es algo tan desagradable como grave.

Es un problema relativamente común a pesar de que es posible que lo estés escuchando ahora por primera vez. Se da con frecuencia en los mininos que tienen problemas al digerir el pienso y, en consecuencia, encadenan muchas diarreas seguidas. Eso fuerza la zona anal, que acaba por pagar las consecuencias con el prolapso.

Por supuesto, si detectas un prolapso rectal en tu mascota, la visita al veterinario debe ser urgente e inmediata, es un problema de salud grave.
Pulsa para ver una imagen de ejemplo de un prolapso rectal (contenido sensible)

Prolapso rectal

Para evitar y prevenir los prolapsos rectales te aconsejo darle siempre a tu gato pienso seco sin cereales. De esa forma aumentarás el contenido en proteínas y disminuirás el de fibras e hidratos de carbono, que favorecen la aparición de este problema en el culito del animal. ¡No olvides que los gatos son animales 100 % carnívoros![/su_note]

Los bultos rojos en el ano pueden ser parásitos

Los parásitos son una de las causas más frecuentes de bultos rojos en el ano de tu gato. También una de las menos graves.

Sin embargo, no podemos bajar la guardia en ningún momento, ya que si los parásitos permanecen demasiado tiempo en el cuerpo de tu mascota pueden originar problemas importantes, llegando en algunos casos a causar la muerte.

Bultos rojos en el ano de tu gato

Una de las formas más rápidas de deducir si son parásitos es que tu gato lama su ano con más frecuencia de lo normal.

Varias pasadas rápidas con su lengua cada día por la zona anal serán completamente normales. En cambio, si ves que insiste con mucha frecuencia, algo pasa en la zona. ¡Revisa en busca de abscesos!

Este problema es más frecuente en gatos que salen al exterior. En cambio, aunque tu gato sea 100 % de interior, es aconsejable tenerlo desparasitado para evitar sustos y problemas de salud innecesarios.

Por lo tanto deberás que extremar la prevención. Es importante mantener a tu gato siempre desparasitado (tanto a nivel interno como externo). Interiormente lo lograrás mediante pastillas que te receta tu veterinario. Por fuera tienes varias opciones para desparasitar a tu gato, como collares o pipetas (incluso puedes combinarlas en épocas de máximo riesgo como el final de la primavera y el verano).

Abscesos anales por estreñimiento crónico

Arenero horizontal

No solo la diarrea causa problemas en la zona trasera de tu minino. El problema inverso, es decir, el estreñimiento, también puede causar bultos rojos en el ano. No obstante, en este caso, lo más normal es que tenga la zona anal inflamada, aunque también podría haber bolitas rojas o abscesos.

Aquí es importante tu labor para facilitar la detección de esta situación. Al cambiar su arenero cada día o cada dos días, sabrás aproximadamente la cantidad de deposiciones que dejan. Por lo tanto, si detectas una bajada evidente en cantidad de cacas al limpiar su baño particular, el estreñimiento es una causa más que posible.

Aquí puedes ver una imagen de un absceso anal felino (contenido sensible)

absceso anal gato

Pasos que debes seguir si detectas estreñimiento en tu minino:

  1. Revisa inmediatamente la zona de su ano para descartar que tenga abscesos.
  2. Si no los hay deberás complementar su dieta con un suplemento que favorezca el tránsito intestinal como la malta. Otra opción es darle un pienso con un mayor contenido en fibra.
  3. Deja pasar dos o tres días y revisa de nuevo tanto su ano como el arenero. Si pasan los días y sigue sin ir al baño como siempre, es hora de pasar por la clínica.

Por último en este aspecto, no olvides que un arenero amplio y una arena de calidad y en cantidad son importantes, ya que facilitan las ganas de tu minino de ir con más frecuencia.

Bestseller No. 1
GimCat Malt-Soft Extra, pasta con malta- Anti-Hairball snack para gatos favorece la excreción de bolas de pelo (1 x 200 g)
  • ANTI-HAIRBALL COMPLEX - Malta, aceites y fibras que favorecen la excreción de pelos ingeridos y reducen la nueva formación de bolas de pelo

Tumores o cáncer

Nunca es agradable sacar esta posibilidad, ya que a nadie le gustaría saber que su gato tiene un tumor. Sin embargo, entra dentro de las causas por las que salen bultos rojos en el ano de un gato, así que debo mencionártela para que puedas, con suerte, descartarla con rapidez.

Hablaríamos de un adenocarcinoma de la glándula apocrina. El nombre es tan raro como su frecuencia, ya que por suerte es poco habitual. Los bultos derivados de esta grave enfermedad son de un color rojo intenso, muy vivo, de gran tamaño y claramente diferentes de los pequeños abscesos que salen en la mayoría de casos.

En consecuencia, si observas que los bultos rojos en el ano de tu gato tienen un tamaño demasiado grande, ya sabes lo que procede: ¡al veterinario volando!

Gatitos pequeños: máxima preocupación por los bultos rojos en el ano

Importancia de las vitaminas y minerales en gatitos de corta edad

La preocupación se dispara cuando un gatito tiene el ano inflamado. Es normal, en su época de vida más temprana tienen el sistema inmune menos desarrollado, por lo que los felinos con pocos meses son propensos a contraer enfermedades. Por ello, también es normal tu preocupación, todos hemos pasado por ello.

Sin embargo, hay que vivir la situación con tranquilidad, al menos en los primeros días. Los bultos rojos en el ano de los mininos con pocos meses no suelen ser graves. En la mayoría de casos se trata de pequeños abscesos que no necesitan siquiera de tu intervención o de parásitos externos que haya cogido en una de sus escapadas y que tienen fácil solución.

¿Han pasado dos o tres días los bultos están iguales o más grandes? Entonces es el momento de acudir a la clínica veterinaria para que un profesional pueda evaluarlos y tratarlos con los medicamentos apropiados.

Prevención para los bultos rojos en el ano de tu gato

Hay varias acciones importantes que debes llevar a cabo a la hora de prevenir los bultos rojos en el ano de tu mascota. Todas ayudan y hacen que el problema nunca aparezca o, como poco, que sea más leve si ocurre.

La primera que te recomiendo es ayudar a tu minino con su higiene íntima. Para ello necesitas limpiar su zona anal todos los días con una toallita hipoalergénica. Las hay tanto normales con aloe vera, pero no es algo relevante, lo que importa de verdad es que lo hagas todos los días como una rutina. Con una simple pasada de cinco segundos todas las mañanas o noches habrás cumplido con tu tarea.
Otra labor de prevención vital es mejorar la alimentación de tu felino. Ya lo sabes, somos lo que comemos, y nuestras mascotas también. Cuanto mejor sea su comida menores serán las posibilidades de que desarrolle alguna enfermedad.

Finalmente, pero no menos importante, la ya mencionada desparasitación. La interna es imprescindible en todos los gatos, mientras que la externa solo es necesaria si tu minino sale al exterior con frecuencia y se da sus buenos paseos. Así evitarás pulgas, tenias o garrapatas que puedan causar estos bultitos rojos en el culete de tu gato.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario