Alimentación para cachorros, ¿hasta qué edad?

por admin

Da igual si ya has tenido perros antes, la alimentación para cachorros siempre es diferente a la de un adulto y mucho más complicada.

Si tienes dudas sobre como debes alimentar a un perro muy joven es normal, todos las hemos tenido. Esa preocupación indica que te importa, así que vas a hacerlo bien. Nosotros te ayudaremos aclarando lo más importante.

El primer año de un perro es fundamental en su crecimiento y desarrollo. Una buena alimentación nos evitará muchos problemas en el futuro y ayudará a nuestro animal a crecer sano y fuerte.

Es muy importante elegir un pienso adecuado para cada rango de edad y tamaño. Hay varias cosas que tenemos que tener en cuenta al elegir la comida de un cachorro.

La importancia de una buena alimentación en perritos jóvenes

Hay muchos factores a tener en cuenta en el crecimiento de un cachorrito: el juego, el cariño, la atención, el espacio, la compañía… Pero ninguno es tan importante como una correcta alimentación.

Solemos fijarnos siempre en la calidad de la comida, es importante; aunque también debemos tener en cuenta otro factor que suelen pasar por alto muchos dueños: la frecuencia con la que das de comer a tu perrito.

Frecuencia de las comidas

En función de la edad que tenga tu pequeño joven amigo, la frecuencia de las comidas variará y debe adaptarse para su correcta aplicación. No es lo mismo un pequeño cachorro con unas semanas de vida que un perrillo más avanzado con unos cuantos meses.

En las primeras seis semanas

Si tenemos que definir una situación clave en el desarrollo de un cachorro, posiblemente sean los primeros dos meses de vida. Es de vital importancia que en este proceso esté acompañado de su madre y pueda alimentarse con su leche.

Es un factor clave no destetar a un cachorro. Tanto para el desarrollo físico como el mental y anímico del animalito. Su madre tiene mucho que aportar antes de que lo lleves a casa.

Durante estos primeros meses tu cachorro debe comer entre cuatro y ocho veces cada día. Esto es aplicable tanto si está con su madre como si no nos queda otra opción que alimentarlo en casa con un sustitutivo de la leche materna.

Hasta los tres meses

Comida para cachorros de tres meses

En este periodo se produce una de las situaciones más críticas en la vida del perro: el destete. Pasar de beber leche materna a comer comida sólida es una transición que debe hacerse de forma muy paulatina.

La transición será aproximadamente de entre 10 a 20 días, y la frecuencia de las comidas debe ser idealmente de cuatro al día.

Te recomiendo comenzar dándole a tu cachorro una comida semisólida o papilla en la cuarta o quinta semana, la cual servirá de paso intermedio entre la leche y el pienso. Esto debe durar, como hemos indicado, un mínimo de 10 a 20 días, y una vez se complete este ciclo podemos pasar a darle comida sólida para cachorros de hasta tres meses de edad.

Puede resultar evidente que os diga esto, pero es obligatorio: no puedes alimentar a un cachorro con pienso de adulto. No lo hagas, es peligroso.

De los cuatro a los seis meses

Cuando llegamos a esta fase ya habremos podido observar cambios sustanciales en la composición corporal de nuestro cachorro, y es que cada vez lo es menos. Los músculos se van desarrollando, el esqueleto aumenta de tamaño y la actividad de nuestro pequeño amigo es frenética.

Por eso la energía y la composición de los alimentos irá variando.

En la fase de cuatro a seis meses nuestro cachorro debe hacer entre dos y tres comidas al día, según evaluemos en función de su comportamiento. Hay perros que prefieren dos comidas algo más copiosas, mientras que otros agradecerán una frecuencia ampliada a costa de comer menos cada vez.

En este caso, y de nuevo sonaré muy evidente, debemos controlarles la cantidad de comida. Tanto si le damos dos como si le damos 4 comidas la cantidad total del día deberá ser la misma.

A partir de los seis meses en adelante

El medio año de vida supone un punto de inflexión, nuestro cachorro experimentará cambios a nivel físico y psicológico importantes, así como adaptaciones al nuevo mundo que le rodea. Es posible que su hambre sea voraz y que esté deseando comer frecuentemente, pero debemos ser cautos y limitar correctamente las ingestas.

En esta etapa podemos crear costumbres y malos hábitos de los que nos costará mucho deshacernos en el futuro.

Un cachorro de más de seis meses de vida, idealmente debe hacer dos ingestas al día. Si bien es cierto que hay perros que llevan mejor hacer tres y es algo que se puede permitir, es más interesante tratar de que se adapte a comer con una periodicidad doble y no triple.

¿Mi perro es un cachorro?

Como saber si tu perro es un cachorro

Esa pregunta os la hacéis muchos dueños, y es una pregunta lógica, puesto que no hay un patrón común para todas las especies que defina el momento en el que un perro pasa a la edad adulta.

Es ese salto, de cachorro a adulto, el que determinará el cambio de alimentación a la versión final (o al menos por bastantes años).  La raza de cada cachorro condicionará mucho este momento, así como el tamaño del animal. Pasa igual en las personas, no todos crecemos al mismo ritmo.

Para determinar cuándo tu perro pasa a la edad adulta, nos basaremos en dos premisas: la primera es el paso del tiempo; y la segunda es, dentro de esos parámetros, el momento en el que deja de crecer y su carácter se vuelve más tranquilo.

Razas pequeñas

Aquí entrarían razas como los Chihuahua, Caniche, Pomerania o Yorkshire Terrier. Perros típicos de ciudad que podemos ver con frecuencia en cualquier barrio de ciudad cuando salimos a pasear.

En este tipo de perros, el paso a la edad adulta se estipula entre los nueve y los doce meses de vida, aproximadamente. Son los perros que tienen un desarrollo más rápido por su contenido tamaño y que atraviesan con mayor velocidad su etapa de cachorros.

Razas medianas

Son perros también muy habituales en ciudades. Su peso de adultos oscila habitualmente entre los 10 y los 23 kilogramos. Podemos encontrar al Beagle, el Bull Terrier, el Bulldog Francés o el Cocker Spaniel, entre otros.

La transición de cachorro a adulto en estos perros sucede entre los 12 y los 16 meses de forma aproximada, dependiendo un poco de cada perro y sobre todo de sus primeros meses de vida.

Razas grandes

Más típicas de zonas rurales y urbanizaciones, pero no por ello menos populares en general. Entre las razas grandes podemos encontrar perros como el Akita Inu, el Bóxer, el clásico Pastor Alemán o el Golden Retriever.

Con los perros de este tipo valoramos una transición adulta en torno a los 20-24 meses de edad, de forma aproximada. Debemos valernos especialmente del factor de crecimiento para evaluar cuándo se ha parado completamente y podemos considerar al perro como adulto.

Razas gigantes

Estas razas son lógicamente las menos frecuentes por el alto peso y tamaño de los canes, pero no podemos obviarlas pues tienen un número de adeptos respetable. Estaríamos hablando de perros como el Dogo Argentino, el Mastín Español, el Rottweiler o el San Bernardo.

El margen de edad aproximado de transición a la fase adulta es el más complicado de determinar con estos perros, pero se sitúa entre los 24 y los 36 meses. Es de especial importancia medir al perro con frecuencia para evaluar cuando se detiene su crecimiento y de ese modo saber cuándo deja la adolescencia canina.

¿Cuándo debo cambiarle el pienso a mi cachorro?

Perro comiendo pienso para cachorros

Los cambios de pienso son muy traumáticos para nuestros mejores amigos puesto que, una vez se hacen a un pienso (tanto por tipo como por la marca), salir de ahí puede provocarles problemas intestinales.

Personalmente recomiendo realizar únicamente cambios de pienso en tres momentos clave:

  1. Cuando nuestro cachorro cumple ocho semanas de vida.
  2. Al pasar a la edad adulta, cuyo momento puedes determinar mediante lo explicado en este mismo artículo
  3. Si esterilizas al animal, en las semanas posteriores a dicho procedimiento

Lógicamente también cambiaremos de pienso si nuestro perro enferma o cuando se haga muy mayor y vayan llegando los achaques de la edad.

Esta transición debe ser realizada siempre de forma suave, introduciendo a lo largo de los días cada vez más cantidad del pienso nuevo y menos del anterior. Esto permitirá que tu perrito se acostumbre sin problema a la nueva comida y no tenga los habituales problemas gástricos derivados de transiciones rápidas o incluso sustituciones directas.

Las veces que he cambiado de pienso, tanto en perros como en gatos, lo he hecho así. No he tenido los habituales problemas con cacas blandas o incluso diarreas que casi todo el mundo me comenta que tiene. Por lo que os recomiendo hacerlo de este modo siempre que podáis.

¿Cuánta cantidad debe comer un cachorro?

Quieres lo mejor para tu pequeño perrito y lógicamente esto pasa por darle una comida de calidad. Es importantísimo también, además de fijarnos en la calidad de la comida, que le demos la ración de pienso que debemos en función de su edad y peso.

Esto lo podemos determinar sin ningún problema en el mismo saco de pienso que compremos. Hay que tener en cuenta que los piensos de las distintas marcas existentes varían en su composición calórica. Es mi consejo por tanto que si en algún momento cambias la marca o incluso el tipo de pienso, hagas un nuevo cálculo de las raciones necesarias.

Mi truco para no estar pesando cada día es usar una taza o cuenco cuyo tamaño me permita ajustar esa cantidad aproximada sin estar con la báscula todos los días. Fácil ¿verdad?

Comida seca o comida húmeda

Entre las dudas más habituales que puedes tener con tu cachorrito está la de darle la comida húmeda en lugar de comida seca. Hay ventajas en cada tipo de alimento, pero si hay que ir a por una, yo te aconsejo que optes siempre por la comida seca.

El alimento seco tiene múltiples ventajas si lo comparamos con la comida húmeda. Es un tipo de pienso más sencillo de almacenar, dura una gran cantidad de tiempo sin degradarse, a los perritos les suele gustar el crujido en la boca al comerlo y además protege mejor la dentadura del animal de la placa.

Si por algún motivo tu perrito prefiere la comida húmeda, puedes humedecerle 30 minutos en agua su comida seca, formando una pasta. En caso de hacer esto, te aconsejo ir echando cada vez menos agua para intentar que se acostumbre a comerlo finalmente sin humedecer.

En el caso de que no haya manera y debas darle comida húmeda a tu pequeño perrito, guárdala en la nevera si sobra, y calentarla en el microondas durante medio minuto a máxima potencia antes de servírsela.

Los mejores piensos para mi cachorro en función de su edad

Los mejores piensos para perritos pequeños

No lo olvides nunca, la calidad de la comida es algo básico para que la salud de tu cachorro no se resienta. En ocasiones la tentación de comprar un pienso un poquito más barato puede estar ahí, pero no tiene ningún sentido hacerlo. A la larga, sin ninguna duda, será siempre mejor comprar un buen pienso y ahorrar en visitas al veterinario (así como en disgustos).

Al igual que es realmente importante darle una comida de calidad a nuestro perrito, también lo es darle la comida correcta para su edad y para su peso. Estas dos variables son claves y deberemos guiarnos en todo momento por las mismas para escoger la comida de tu pequeño animal.

Desde el nacimiento hasta la lactancia (de 1 a 30 días de vida)

En esta fase de vital importancia para el cachorro siempre se debe priorizar que nuestro perrito tome leche de su madre. La leche materna es un alimento insustituible a nivel biológico, pero no siempre tenemos la posibilidad de juntarlo con su madre.

Puede que la madre tenga problemas tras el parto, o que tu perrito sea adoptado muy joven, en cuyos casos debes afrontar la situación menos ideal. En ese caso, por tanto, no te quedará más remedio que acudir a un alimento que la intente sustituir.

Te recomendamos para esta fase un pienso de buena calidad para tu cachorro. 

Bestseller No. 1
Royal Canin Comida para perros Babydog Milk 2 Kg
  • La alimentación en esta primera etapa es fundamental para su desarrollo y el comienzo de un viaje maravilloso.

Fase inicial de crecimiento (30 a 60 días de vida)

Una vez procedemos al destete del cachorro, el primer alimento debe ser uno de transición entre la leche materna y la comida a la que se irán acostumbrando. Te hablo por tanto de piensos muy sencillos de digerir con elementos propios de la leche materna y algunos complementos para que prosiga el crecimiento.

Este tipo de piensos es importante que los adquieras con dos características claves: facilidad para la digestión y una función de refuerzo positivo a las vacunas administradas.

Para el segundo mes escoge un pienso de alta densidad nutricional como este o este otro:

Rebajas
Eukanuba Cachorro Raza pequeña Pollo
  • Alimento seco para cachorros de razas pequeñas de 1 a 12 meses de edad / Potencia: nuestros niveles más altos de proteínas para ayudar a desarrollar y mantener la masa muscular del cachorro (comparado con todas las dietas caninas Eukanuba)
  • Crecimiento: ayuda a conseguir unos huesos fuertes con calcio clínicamente probado
  • Desarrollo: está clínicamente demostrado que el DHA alimenta cachorros inteligentes y adiestrables
  • Defensa: ayuda a las defensas naturales del cachorro con antioxidantes
  • Digestión óptima: con prebióticos y pulpa de remolacha

Fase de crecimiento continuo (a partir de 60 días de vida)

A partir del segundo mes te recomiendo que compres un pienso que nos dé una transición suave hacia el pienso definitivo. En este tipo de piensos, se busca mantener las defensas al máximo pues nuestro perrito está aún muy expuesto a posibles infecciones y problemas inmunes.

Piensos ricos en Betacarotenos, Betaglucanos y Arginina serán realmente interesantes para el cachorro, permitiéndole alcanzar la edad adulta sin más problemas que los propios de la edad.
RebajasBestseller No. 1
Eukanuba Cachorro Raza pequeña Pollo
  • Alimento seco para cachorros de razas pequeñas de 1 a 12 meses de edad / Potencia: nuestros niveles más altos de proteínas para ayudar a desarrollar y mantener la masa muscular del cachorro (comparado con todas las dietas caninas Eukanuba)
  • Crecimiento: ayuda a conseguir unos huesos fuertes con calcio clínicamente probado
  • Desarrollo: está clínicamente demostrado que el DHA alimenta cachorros inteligentes y adiestrables
  • Defensa: ayuda a las defensas naturales del cachorro con antioxidantes
  • Digestión óptima: con prebióticos y pulpa de remolacha

Consejos finales para la alimentación de tu cachorro

Perrito pequeño comiendo golosina

Ya te he hablado de las pautas más importantes a seguir con la alimentación, pero no está de más realizar un pequeño repaso por encima y finalizar con algún consejo extra de gran utilidad.

Recuerda aplicar la frecuencia correcta a la hora de administrarle las comidas a lo largo del día. Tampoco olvides escoger el pienso correcto tanto para su peso como para su edad, al igual que no puedes olvidar que los perros pueden comer con mucha ansia y es algo que debes controlar.

También te recomiendo que el perrito coma en un lugar tranquilo de la casa, que no sea de paso frecuente y donde tenga los menores ruidos posibles.

Lógicamente debes estar presente mientras el animal come para tener un mayor control de la situación, pero si no te es posible, tenemos una guía con algunos trucos que puedes utilizar a la hora de dejar a tu perrito solo en casa.

Finalmente, te recuerdo algunos de los errores más típicos que se cometen:

  • Alimentar a tu pequeño amigo con carne cruda (lo que puede llevar a intoxicaciones).
  • Darle alimentos dulces o chocolate y excedernos con los premios o golosinas.
  • Compartir nuestra comida con ellos. Se acostumbrarán y molestarán cuando tengamos visita.

Todo esto le provocará problemas gástricos, problemas de actitud y otros pormenores que pueden derivar en problemas de mayor importancia con el tiempo. Más aun en cachorros por el débil sistema inmune que tienen y porque están en una fase de continuo aprendizaje.

Unas pautas sencillas que te ayudarán a hacerlo bien y a que tu mejor amigo crezca sano, fuerte y feliz.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario