Ruedas de correr para gatos ¿le gustará al mío? ¿Merece la pena?

por Carlos

Las ruedas de correr para gatos se empiezan a ver en más casas últimamente. El otro día estuve en casa de unos amigos que acaban de comprar una para su mascota.

Seguramente las has visto en las redes sociales: gatos corriendo rapidísimo y algunos cayéndose de formas muy divertidas.

Vale, es cierto que todavía no son  tan populares como otros juguetes (cuerdas, túneles, cañas, ratones…) sobre todo debido a su precio y tamaño; evidentemente superior. Sin embargo, llaman mucho la atención y tienen beneficios muy claros para la forma física de tu felino.

Por ese motivo, es normal preguntarse si funcionan de verdad, si vale la pena hacer esa inversión dado su coste y que, no nos engañemos, ¡algunos de nuestros gatos son un poco vagos! Igual no la usan. Vamos a ver si podemos anticiparnos.

Ruedas de correr para gatos ¿funcionan de verdad?

Precisamente la rueda de correr es un invento genial para esos gatos de los que hablaba más arriba, los más vagos.

Y, además, es una herramienta muy útil también para los más animales más activos, los que no se pueden estar quietos.

Absolutamente todos los animales domésticos se benefician de hacer más ejercicio; a unos les hará estar en forma, y a los otros les ayuda a soltar el estrés y tener una mayor calidad de vida (y longevidad).

Vamos, que las ruedas locas estas son fantásticas para la mayoría de familias, pero quiero comentártelo al detalle a lo largo de este artículo para que veas todo lo que te pueden ofrecer para tu caso concreto. O mejor dicho, para el de tu felino.

¿Qué es una rueda de correr para gatos y cómo funciona?

Una rueda de correr para gatos básicamente es el equivalente gatuno de la cinta de correr para humanos. ¡O a la rueda de los hámsters pero en tamaño XXL!

Se trata de una rueda de grandes dimensiones (normalmente más de un metro de diámetro) que incorpora una superficie lisa y varios rodamientos para girar a toda pastilla cuando el animal lleva su peso a la parte frontal y empieza a correr.

De esta forma consiguen correr a unas velocidades que son imposibles de lograr dentro de una casa para cualquier gato doméstico. Es decir, pueden esprintar a tope todo lo que aguanten sin miedo a que llegue el final del pasillo ni resbalarse.

Su tamaño no la hace aconsejable para el 100 % de los hogares. Pero si en tu casa tienes hueco, no existe nada mejor para mejorar la salud cardiovascular de tu mascota.

Más vendido Nº1
ZIMGOD Rueda Gatos Rueda de Gato Rueda de Ejercicio de Gato Marrón, Cinta de Correr para Gatos de Interior con Varita Teaser de 3 Gatos, Juguetes de Rueda de la Fortuna para Gatos Pequeños/Grandes
  • ❤️ 【Rueda de ejercicio para gatos resistente y estable】 Nuestra cinta de correr para gatos está hecha de tablero ecológico de alta densidad, fuerte y resistente al desgaste, el uso a largo plazo no se deformará ni se agrietará. Se compone de una base grande, una rueda redonda y una cómoda manta para gatos, y con un dispositivo de bloqueo y 3 varillas para gatos.
  • ❤️ 【Diminuto espacio y bajo nivel de ruido】 Diseño de espacio diminuto entre la pista y la base, asegúrese de que las patas del gato no queden atrapadas cuando los gatos estén corriendo. El eje inferior está diseñado con poleas silenciosas, incluso si el gato juega de noche, no interferirá con tu sueño.
Más vendido Nº2
BZZBZZ Gran Gato de Madera Maciza Rueda de Ejercicio Rodillo Mascota Deportes Especiales Dispositivo de pérdida de Peso Silencio Estable Carga máxima Carga 176 Lbs Diámetro 91 cm
  • La estructura es estable sin temor a la presión, y la base está ampliada. La prueba de carga de 176 libras no tiene presión. La excelente estabilidad garantiza que los gatos disfruten del juego.
  • Con 8 cojinetes silenciosos, los gatos corren de manera más silenciosa, cómoda y suave, incluso cuando juegan de noche, no afectará el sueño del propietario.

Factores importantes al comprar una rueda de correr para gatos

Hay que empezar diciendo que, al contrario de lo que nos gustaría a todos, las ruedas para gatos no son económicas. Es cierto que se pueden ver algunas ruedas sobre los 300 € en páginas como Zooplus pero yo no te las puedo recomendar.

Tú mismo puedes ver en las opiniones que tienen bastantes quejas. Se trata de ruedas construidas con calidades muy justas, ejes de plástico que parten con facilidad y rodamientos que no duran demasiado. En definitiva, muchas veces acabas ahorrando en la compra para tener que tirar la rueda (o repararla gastando más) al poco tiempo, y al final gastas más dinero de lo que tenías pensado.

Las ruedas de buena calidad están hechas de madera, tienen rodamientos silenciosos y su estructura es duradera en conjunto. Además, son muy suaves y no vibran. Debes tener en cuenta que, si suena mucho cuando el gato la utiliza, mala señal. Además, tu gato evitará usarla si el ruido o las vibraciones le molestan, como es lógico.

Mejor para determinadas razas, pero sirve para todos

La regla de oro con las ruedas de correr para gatos domésticos es la siguiente: cuanto mayor sea la actividad física que requiere el minino en cuestión, más beneficios obtendrá de la rueda. ¡Así de simple!

Aunque te parezca complicado es sencillo determinar qué gatos necesitan más ejercicio ya que tan solo necesitas mirar su silueta. Igual que un guepardo es más estilizado que un león (y se ejercita más a altas velocidades), un bengala pide más ejercicio intenso que un común europeo.

Estas son las mejores razas de gato que sacarán partido a una rueda de correr:

  • Bengala
  • Abisinio
  • Siamés
  • Sphynx
  • Devon Rex
  • Bobtail Americano
  • Bombay
  • Egipcio

(Cuanto más puro sea el gato con respecto a su raza (menos cruces), más beneficio obtendrán y más les gustará ejercitarse en ellas)

Por el contrario, las razas de gatos menos activos (como el Maine Coon o los persas) no obtendrán tantos beneficios. Ojo, también son geniales como ya te he dicho porque les animan a moverse y hacer ejercicio, pero no los verás correr tanto ni tan rápido, salvo locas excepciones.

Por eso, te aseguro que, sin duda alguna, todos los gatos pueden usar una rueda de correr, igual que todos los humanos pueden usar una cinta. Pero al igual que nosotros, los que sean más activos (y tengan una figura más esbelta) serán los que más la disfruten, y los más pasivos o vagos lo harán en menor medida. Tenlo en cuenta.

Eso sí, gustarle les gusta a todos, no sé por qué pero todos se suben en ella varias veces al día sin que les enseñes como funciona.

El truco definitivo para que tu gato la utilice

Cada gato es un mundo, ¡qué te voy a contar! Si el tuyo es de los que le cuesta arrancarse con los nuevos juguetes puede que mire la rueda con desconfianza y no se suba al principio. ¿Qué puedes hacer?

El truco infalible para que un gato utilice la rueda de correr es emplear un puntero láser. Sí, algo tan simple y sencillo. Tienes que apuntar el puntero a media altura, para que tenga que correr en la parte delantera de la rueda y así la mueva. En cuanto pasen 2-3 segundos verás como de repente le encanta correr y ya no podrá parar.

De esa forma irán allí y verán cómo funciona la rueda a nivel de inercias y movimiento, aprendiendo en pocos segundos lo que deben hacer para pegarse unas buenas carreras. Recuerda que nunca se debe abusar del juego con punteros láser porque se trata de una «presa» que el animal nunca puede atrapar (y se puede frustrar).

No tengo sitio en casa para una rueda, ¿qué hago?

Túneles para gatosSi vives en una casa pequeña (o no te da el presupuesto para una rueda de correr para gatos) es conveniente pensar en alternativas para tu minino. Si sale de casa con frecuencia y se pega sus buenos paseos, no es necesario que te preocupes en exceso por su forma; en sus peleas en el barrio ya le tocará huir de vez en cuando y esprintar de vuelta a casa.

Sin embargo, si es un gato casero, tendrá un déficit evidente de ejercicio. Su salud te agradecerá un poco de movimiento para la patata.

Para esos mininos de hogar que no pueden tener una rueda giratoria gatuna lo más adecuado serán los túneles para gatos, ya te he hablado de ellos en otra ocasión. Y aumentar con el túnel el ejercicio que hace en casa. Anímalo lanzando juguetes dentro del túnel o correteándolo y persiguiéndolo por casa.

Los felinos disfrutan mucho de correr y de la persecución, pues son cazadores por naturaleza.

Trata de hacer que esto forme parte de vuestra rutina diaria para lograr estimular el metabolismo del animal y favorecer su longevidad. Más ejercicio equivale a más salud.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario