¿Tu perro ladra cuando no estás en casa? Consejos y soluciones

por admin

Si tu perro ladra cuando no estás en casa estoy seguro que no se trata de un problema reciente. Los vecinos suelen tener bastante paciencia y es normal que semanas o meses antes de alertarnos.

Por eso no le demos a este problema la relevancia que merece. Sin embargo hay que ponerse manos a la obra para solucionarlo cuanto antes, pues es tu perro quién más está sufriendo.

Qué hacer si tu perro ladra cuando no estás en casa

Tu perro ladra por rabia, frustración, ansiedad, soledad o aburrimiento. Y es un sufrimiento que suele durar todo el tiempo que estés fuera del hogar.

Por fortuna, al tratarse de un problema común, ha sido muy estudiado y existen soluciones sencillas de aplicar que te permitirán acabar con los ladridos. Te cuento qué puede hacer para que tu perro no ladre como un loco cuando estás fuera de casa.

Evita que tu perro ladre cuando te vas de casa

Perro ladrando en casa

Lo primero es estar seguro de que realmente ladra siempre que te vas de casa. ¿Estás seguro?

Si ya te has asegurado mediante testimonios de vecinos o con grabaciones de video que tu perro tiene este comportamiento en tu ausencia, es el momento de empezar con unos sencillos pasos que evitarán su frustración y la de tus vecinos.

Cubre sus necesidades básicas

Solemos dar por hecho que los perros que viven en pisos o casas tienen sus necesidades básicas cubiertas. Sin embargo, en ocasiones no es así.

A veces por desconocimiento o por otros motivos (como el infernal ritmo de vida actual), la calidad de vida del perro dista mucho de ser la aconsejable para su bienestar físico y emocional.

Si tu perro no tiene sus necesidades básicas cubiertas es normal que ladre al quedarse solo. Pero, ¿sabes cuáles son estas necesidades?

  • Agua y comida: una alimentación de calidad (te aconsejamos darle comida real) y agua limpia todos los días son imprescindibles.
  • Paseos: hablaremos después de ello en profundidad, pero mentalízate de pasearlo mucho y bien, todos los días pase llueva o nieve. Un perro necesita ejercitarse.
  • Necesidades fisiológicas: suelen ir incluidas en los paseos, pero por desgracia, algunos dueños pasan de sus perros y más aún de sus necesidades. A nivel mental es algo muy complicado para ellos.
  • Temperatura y humedad: no es raro ver perros pasando frío o sufriendo calores extremos. Si bien hay razas adaptadas al frío intenso, la mayoría no lo están, y no digamos al calor. Si para ti hace calor, recuerda que para tu perro mucho más.
  • Salud: ¿Tu perro visita el veterinario con frecuencia? ¿Duerme bien? Para que todo fluya a nivel emocional, su estado de salud debe ser correcto. Y si es excelente, mejor.

Dale compañía

El perro es un animal gregario por lo que necesita formar vínculos emocionales para tener estabilidad mental.

Si no eres capaz de darle toda la compañía que necesita una opción es adoptar otro perro que sea compatible o incluso otro animal como un gato. No será lo mismo que tu presencia constante pero desde luego mejor que la soledad.

Dale compañía a tu perro

Esto no significa que el problema con los ladridos se solucione metiendo más animales en el hogar.

El vínculo contigo seguirá siendo el más importante y debes esforzarte al máximo por arreglar esa parte. Pero te garantizo que este paso os ayudará.

Mejora tus paseos

Mucha gente pasea a su perro pero pocos lo hacen con la duración recomendada y con la intensidad que el perro necesita.

Las razas pequeñas pueden conformarse con un pequeño paseo y hacer poco ejercicio, pero si tu perro es de una raza mediana o grande estará deseando mover el cuerpo y trabajar su sistema cardiovascular.

Un perro que reciba dos o tres paseos cada día reducirá las posibilidades de ladrar al quedarse solo en casa. Estará más feliz, más completo.

Los paseos largos y de buena calidad se asocian una mayor felicidad tanto del animal como del humano. ¡Son todo ventajas!

Además es una actividad con beneficios adicionales. Tras realizar una actividad física intensa tu perro se sentirá mejor y más relajado.

Televisión o radio, ¿por qué no?

Evita que tu perro ladre cuando no estás en casa con la TVEl truco de dejarles puesta la televisión o la radio para que se entretengan no es efectivo con todos los perros. En cambio, con algunos funciona de maravilla.

¿Tu perro se interesa por la televisión cuando la enciendes o presta atención a la radio? En caso afirmativo, es candidato claro para esta solución.

Bajo mi experiencia son los perros más traviesos los que más se entretienen con el sonido de la música o los programas de la tele. De hecho, por increíble que parezca, ¡hay un canal de televisión específico para perros!

No es una solución definitiva ni tiene lógica dejar puesta la televisión durante ocho horas a diario. Pero sí puedes hacerlo de vez en cuando y así ayudarás a que tu perro se sienta menos solo en esas largas horas.

Para llevarlo a cabo te aconsejo utilizar la función para programar tu televisión o también puedes manejarla a tu gusto con un enchufe inteligente. Incluso podrás encender, apagar y cambiar los canales de la tele con un control de infrarrojos wifi: tu móvil controlará el mando de cualquier tele incluso cuando no estés en casa.

Acércate a verlo o pide ayuda a algún vecino

¿Trabajas cerca de tu hogar o pasas por la zona con frecuencia? En ese caso deberías plantearte sacar unos pequeños ratitos para estar con tu perro.

Ante una ausencia de ocho o más horas, tu perro agradecerá verte aunque solo sean cinco o diez minutos

Visita por sorpresa a tu perroEn el caso de que sea imposible encajar unos pequeños descansos en tu vida laboral en los cuales visitar a tu perro, hablar con un vecino o amigo que no trabaje en tu horario es buena alternativa.

El simple hecho de pasar un ratito con tu mascota y que libere su mente puede ser clave para evitar que tu perro ladre cuando está solo en casa.

Collar anti-ladridos

Los collares anti-ladridos son una de las primeras cosas en las que cualquiera piensa para solucionar este problema. Es normal puesto el propio nombre te incita a ello y además suena a remedio rápido y sencillo. Pero no es del todo así.

Siempre debes priorizar el refuerzo positivo. En cambio, hay algunos perros que aceptan y toleran bien el refuerzo negativo. O que solo funcionan con eso.

Esta herramienta se basa en el refuerzo negativo. Es algo que muchos especialistas desaconsejan. Lo que se busca es castigar sin dolor al perro cuando ladre estando solo consiguiendo de ese modo un adiestramiento sobre esa conducta.

Normalmente funcionan mediante sonido, vibración o una combinación de ambos. En ese caso podemos considerarlos aptos para su uso. Nunca debes comprar uno que funcione con descargas eléctricas.

Tengo un vecino que lo utiliza con su perro y está satisfechos pero siempre respetando que el collar utilice métodos indoloros. Ni hablar de los que dan descargas eléctricas. Son ilegales y jamás deben ser utilizados.

Solicita ayuda a un especialista

Acudir a un especialista que haya tratado casos similares te permitirá solucionar el problema de raíz si eres incapaz de hacerlo por tus propios medios.

Las sesiones con un adiestrador no son económicas. Y si lo son desconfía, ya que un buen profesional en conducta animal tiene detrás años de estudio y trabajo que hacen imposible los chollos que se pueden ver por la red.

Los motivos por los que tu perro ladra

Tu perro ladra cuando no estás en casa si se aburreNo es sencillo dar con el motivo exacto por el que tu perro ladra cuando te marchas. De hecho en ocasiones no hay una causa única sino que se trata de una combinación de varios factores.

Vamos a analizarlos para que puedas encontrar la causa del tuyo.

Aburrimiento o frustración

A los perros les encanta jugar, son animales sociales y pasar tiempo solos en casa les produce frustración. Las horas se van acumulando poco a poco y llega un punto en el que su aburrimiento es tan grande que acaban ladrando sin parar durante horas.

Esto causa molestias a los vecinos y también puede derivar en problemas mentales en tu perro.

Si consigues que tu perro no esté aburrido, evitarás la frustración y con ello el problema de los ladridos cuando no estás en casa.

Una forma fácil de saberlo es por la forma en que te recibe: si está ansioso y se te sube a las barbas cuando llegas es posible que tolere mal la soledad.

En este caso usar un juguete automático que le lance una pelota puede ser una buena solución para que esté entretenido. Te aconsejo programarlo tan solo unas horas, para que no se obsesione.

Alarma ante estímulos

Si vives en una zona residencial donde pasa gente por delante de la finca o hay ruidos de forma habitual provocados por tus vecinos, es normal que tu perro se ponga nervioso. Su naturaleza le lleva a alarmarse ante determinados estímulos externos.

En estos casos lo mejor es que seas tú quien acuda a hablar con los vecinos para indicarles que el motivo por el que el perro ladra puede ser su actividad.

Por último te aconsejo estar al lado de tu perro en momentos donde sucedan esos ruidos o molestias y hacerle ver que es algo normal. Así cuando esté solo no reaccionará de forma negativa o con una actitud defensiva.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario