Pasear a tu perro cuando llueve, 3 cosas que debes evitar

por admin

Puedes pasear a tu perro cuando llueve. No importa que haga un calor infernal o un frío increíble, la respuesta siempre es sí. ¡Pasea a tu perro siempre que puedas! Él siempre quiere.

No solo puedes pasear a tu perro cuando llueve, sino que debes hacerlo.

Eso sí, conviene evitar algunas situaciones que pueden ser perniciosas para él. Así conseguirás que las salidas bajo el agua sean todo un éxito.

Pasear a mi perro cuando llueve

Hay quien piensa que por no sacar un día al perro a pasear no pasa nada, pero se equivocan. Tu mejor amigo necesita realizar su ejercicio diario y sus necesidades todos los días y siempre con tranquilidad.

Dejar a tu perro sin salir a la calle un día le producirá estrés y un descenso generalizado de su estado de ánimo.

Yo, personalmente, disfruto dando un paseo con mi perro cuando llueve, ambos estamos ya acostumbrados a ello.

Como os decía antes: la rutina del paseo debe realizarse con tranquilidad, es un tiempo de calidad que necesita tu mascota. Si aprendes a disfrutar con él convertirás ese momento del día en un oasis en tu vida.

Y, como lo disfrutamos tanto, me he decidido a compartir mis truquillos contigo y con tu perro.

Evita que tu perro se moje demasiado

Equipa a tu perro con un monoEl consejo más importante de todos es que equipes a tu perro acorde a las circunstancias meteorológicas.

Dependiendo de la raza del animal, el tamaño y el tipo de pelo la diferencia entre un perro que sale sin equipar y uno que sale con protección puede definir el éxito o el fracaso del paseo bajo la lluvia.

Además, hablando de ropa, chubasqueros, etc. las opciones son casi infinitas, esto te permitirá adaptarte a los gustos o tolerancias de tu perro.

Ponle un mono impermeable a tu perro

Sin duda alguna un chubasquero impermeable es la prenda más importante para proteger a tu perro cuando llueve. Lograrás que tu perro mantenga su cuerpo prácticamente seco, algo que es impensable sin un mono.

Un mono protege del agua, abriga y además le da un punto gracioso a tu perro. ¡Saldrá encantado a pasear bajo la lluvia!

Ten siempre en cuenta las necesidades de tu perro. Si tu animal es grande, fuerte o tiene un pelaje denso (o de agua o invierno) NO necesitará un impermeable.

Una buena forma de saber si está cómodo es observar su comportamiento. Si se queda paralizado por completo… es que no le gusta nada el invento.

Recomendar un mono en concreto es imposible, hay miles de modelos y tamaños. Puedes encontrarlos tanto en tienda física como online. A mí me ha funcionado muy bien este modelo de Zooplus (el de la foto superior) disponible en 8 tamaños diferentes, desde 30 a 70 cm, pero tienes muchos otros donde elegir en este enlace y puedes filtrarlos por tamaño, precio, color, etc.

Chubasqueros protectores caninos

La opción ideal (y mi recomendación) para proteger el cuerpo de tu perro es el mono; pero al cubrir el cuerpo casi entero, hay perros a los que les agobia y les molesta. En esos casos la mejor opción es optar por un chubasquero.

Los chubasqueros son ideales para perros que requieren mayor movilidad articular, como el galgo o el pastor alemán.

Como se trata de una prenda que va más suelta y no aprieta tanto, perderemos un poquito de protección (especialmente en la zona inferior), pero tu perro ganará en comodidad.

Los chubasqueros ligeros son baratos, cómodos y resistentes tanto al agua como al viento. Son ideales para tu perro cuando llueve. Disponibles también en muchos tamaños, con un ajuste al cuello para que no se muevan y un cinturón ajustable.

Equipa a tu mascota con un chubasqueroPodrás encontrarlos también en tiendas de animales pero, en cualquier caso, da siempre prioridad a los chubasqueros que tengan colores muy visibles. Te permitirá identificar a tu perro cuando haya condiciones de baja visibilidad como niebla, lluvia o anocheceres en zonas oscuras.

Botas para perro

Las botas son un accesorio que genera cierta controversia, ya que tienen firmes defensores y grandes detractores. La realidad está un poco en el medio: son un buen complemento en algunas razas, mientras que en otras carecen de sentido.

Equipa lo mejor posible a tu mejor amigo para los paseos

Las botas son interesantes para perros que tienen patas muy sensibles.

Unas patas sensibles tienden a generar heridas con facilidad si hay agua y fricción.

Para perros que no tienen esa sensibilidad las botas restan más de lo que suman y, por lo tanto, no las recomendaría. Tu perro agradece tener contacto directo con el suelo y sin ese feedback las salidas serán menos placenteras.

Si optas por comprar unas botas perrunas para tu perro, ármate de paciencia. Los primeros días no le gustarán nada de nada, ponérselas será una odisea y es normal que le cueste adaptarse a ellas. Si vives en una zona de nieve, mira estas botas de trekking.

Remolque o carro con protección para tu perro cuando llueve

Aunque es menos común que salir a dar un paseo tranquilos, hay quien disfruta de sacar a su perro a pasear en bicicleta o incluso corriendo a pie con un remolque.

Si es tu caso, debes revisar a fondo el remolque que utilizas para asegurarte de que no tiene filtraciones de agua por ningún lado. Ten en cuenta que tu perro va dentro quieto por completo. Mojarlo podría ser una malísima noticia para su salud.

Para salir a correr con tu perro cuando llueve necesitarás un buen arnés (específico para running). Si prefieres la bici, opta además por un remolque como este o esta otra alternativa.

remolque para perrolluvia

Además estos remolques permite también pasear al perro andando pues tienen una rueda delantera y un asa para agarrarlo desde atrás con tus manos.

Prevén que la salud de tu perro se resienta

Tanto si puedes como si no es posible o recomendable equipar a tu perro con ropa de lluvia, conviene extremar la precaución en cuanto llegamos a casa después de un paseo en el que se haya mojado.

Por muy impermeable que sea la ropa y por mucha precaución para evitar charcos que hayamos tenido, la humedad ambiental y algún salpicón harán que tu perro esté más húmedo de lo que crees. La humedad se acumula debajo del pelo.

Un buen secado tras el paseo

Seca a tu perro tras pasear por la lluvia

El primer paso tras quitarle la ropa a tu perro es secarlo a conciencia. Dejar la humedad en el cuerpo de tu mejor amigo hará que las posibilidades de que enferme se multipliquen por mil.

Lo ideal es contar con una toalla muy absorbente que te permita quitarle la humedad a tu perro lo antes posible. Debes optar por una toalla de microfibra, con gran capacidad de absorción y de tamaño apropiado. No tiene que ser específica para mascotas, pero sí que sea adecuada para un secado completo.
EEM Lujosa Almohada Suave para Mascotas Toalla, 100% Manta para duchas de Microfibra Toalla para baño Toalla Seca para Mascotas, Toalla Absorbente de Agua para Perros y Gatos
  • Absorbente rápido y secado rápido. El interior de este albornoz aplica una toalla de microfibra fluffier de 400G de alto absorbente que agarra el agua de forma segura y hace que sus mascotas se sequen súper rápido.
  • Práctico diseño de Velcro: circunferencia del cuello con diseño de cierre de velcro, fácil de poner y quitar.
  • Fácil de usar y fijar de forma segura: simplemente se ajusta y se ajusta con el vientre de su perro, puede ajustar el alcance de acuerdo con la cintura de la mascota.
  • Mantiene calientes a sus mascotas: Proporciona una forma ideal de proteger a los perros contra el enfriamiento después de bañarse o caminar bajo la lluvia. También ayuda a mantener tu casa o tu auto limpio después de caminar enlodado.
  • Selección de tamaño múltiple. TAMAÑO L Dimensiones - Largo de la espalda 60 cm / 23,6 pulgadas (La longitud de la espalda de su perro debe ser de 60 cm / 23,6 pulgadas o menos para colocar debajo de la cola. Mida desde las espaldillas hasta la base de la cola).

Evitar bañarlo cuando llueve

Aunque te pueda parecer tentador darle un buen baño a tu perro para quitarle los restos de suciedad cuando habéis paseado lloviendo, la realidad es que a tu perro esto no le iría nada bien.

En días de lluvia tu perro ya cumple de sobra con su cuota tope de humedad en el cuerpo, y su salud se verá resentida si lo bañas y lo mojas de nuevo.

Por supuesto, esto no quiere decir que debas dejarlo sucio tras el paseo, todo lo contrario. La solución pasa por limpiar el cuerpo de tu perro a conciencia con un champú de lavado en seco que sea de pH neutro (lo puedes encontrar en tu veterinario, en tiendas especializadas de animales o en Amazon).

Nota: la humedad ambiental no es mala para tu perro. En cambio, la humedad en el propio cuerpo puede provocarle enfermedades respiratorias.

Prevención ante las complicaciones habituales por frío o humedad

La humedad puede causar problemas en tu perro si no se toman las precauciones adecuadas.

Debes conocer los problemas más habituales en estos casos y cómo evitarlos:

  • Problemas en la piel: la acción del agua en general y de la lluvia en particular debilitan de forma notable la capa de protección natural que tiene la piel del perro.
  • Nudos en el pelo: si tu perro tiene tendencia a la formación de nudos en el pelaje el agua hará que la situación empeore. Un cepillado antes del paseo y otro después evitarán situaciones irreversibles en el pelo de tu mascota.
  • Neumonía: cuando la acción del frío, la lluvia y la humedad ambiental se juntan, algunos perros pueden sufrir esta complicación. Vigila bien la salud de tu perro en los días más fríos y, ante la duda, no corras riesgos.
  • Heridas en las almohadillas: A menudo infravaloradas, esta parte de las patas de tu perro es la que está siempre en contacto con el suelo y, por tanto, la que más sufre. La acción del agua provoca que se debiliten y les moleste el roce con el suelo, así que debes vigilar su estado antes y después de cada paseo.
  • Otras enfermedades: faringitis, laringitis, pulmonía y bronquitis también se han asociado a los paseos bajo la lluvia y el frío en determinadas razas propensas a contraer estas enfermedades. Es raro que suceda, pero con un buen abrigo y un secado posterior nunca deberían hacer acto de presencia.

Elude que tu perro odie los paseos bajo el agua

Vigila los paseos bajo el agua con tu perroLo normal es que tu perro acepte pasear bajo la lluvia, pero no siempre es así. Hay perros que aman salir a la calle en todas las circunstancias, también lloviendo, mientras que otros no acaban por tolerar la lluvia nunca.

Si te interesa que tu perro disfrute más de los paseos con agua o que, al menos, mejore su actitud frente a ellos, hay ciertos consejos que debes conocer.

Refuerzo moral tras un paseo lluvioso

La importancia de la psicología canina en esta situación está más que demostrada, por lo que la aplicación de la técnica del refuerzo positivo es clave.

Aquí también entrará en juego tu conocimiento sobre tu perro y la mejor forma de motivarlo para la próxima salida, puesto que cada perro es diferente.

En términos generales, mi recomendación es que primero optes por el refuerzo positivo basado en caricias, palabras de felicitación e incluso abrazos nada más termine su paseo bajo la lluvia.

Justo antes de la llegada al domicilio es buen momento para iniciar esta rutina, y de este modo demostrarle a tu perro lo bien que lo ha hecho.

También, si lo disfruta, puedes aprovechar la rutina del secado para que sea un momento de cariño entre vosotros.

En el caso de que tu perro te entienda mejor con golosinas o premios puedes darle algunos, sobre todo si el paseo ha sido intenso. Yo prefiero evitarlas (en la medida de lo posible) y guardarlas para las situaciones más especiales o más difíciles, pero cada perro es un mundo.

Gracias a estas técnicas, tu perro será el primero que querrá salir a la calle aunque esté lloviendo, y no se quedará en la puerta de casa reculando la próxima vez. No será fácil si no le gusta demasiado el agua, pero a la larga te sorprenderá.

Trata de reducir la duración de los paseos

El tiempo que pasas en exteriores con tu perro es muy importante para su calidad de vida, pero en los días lluviosos debes intentar reducir un poquito la duración.

Esto es especialmente importante en los días de mucho frío, donde tu perro estará más sensible a las condiciones climatológicas, y por ende más vulnerable.

Reduce la duración de los paseos si llueve

Acortar los paseos cuando llueve no significa que no debáis salir a la calle, sal, deja que haga sus necesidades y vuelve a casa.

Él lo notará y lo agradecerá, así la siguiente vez que llueva tendrá ganas de salir de nuevo porque no le supondrá un sufrimiento.

Busca lugares tranquilos cuando esté lloviendo

Cuando saques de pasea a tu perro lloviendo intenta buscar (entre sus zonas favoritas) la que esté más resguardada tanto del viento como de la lluvia y el frío.

Así el paseo será más agradable tanto para ti como para él, y una mejor experiencia aumentará las posibilidades de que la próxima vez tu mascota quiera repetir.

También es recomendable que en esa zona no haya otros perros, sobre todo si tu perro es sensible a la humedad. Al estar en contacto con otros animales y correr junto a ellos, las salpicaduras provocarán más humedad. Además, puede no sentirse cómodo, y el paseo se alargará y se mojará todavía más.

Una sensación positiva al finalizar cada paseo es vital para conseguir que tu perro quiera salir cuando llueve. Tu actitud antes, durante y después es decisiva para el éxito.

En definitiva, se trata de buscar una zona en la que podáis estar a gusto, donde tengáis tranquilidad y el paseo pueda estar en todo momento controlado.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario