¿Es mejor un comedero metálico, de plastico o de cerámica?

por admin

Comprar el comedero adecuado para tu perro o gato siempre es un gran dilema: ¿debo escoger un comedero metálico, uno de plástico o quizás el de cerámica?

Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Veamos todo lo que hay que saber sobre los tres tipos de comederos a fondo para poder ayudarte en tu caso. Así ahorrarás tiempo, dinero y molestias.

¿Es mejor un comedero metálico, de plástico o de cerámica?

A la hora de escoger el comedero para nuestra mascota los humanos, de forma instintiva, nos fijamos en la parte estética. Al al animal eso le da igual. ¿Nos estamos equivocando?

Lo cierto es que en gran medida, sí, nos equivocamos. La parte estética es importante, pues el comedero se va a ver mucho por casa, pero nunca debe ser el factor principal. La calidad, los materiales e incluso la procedencia del comedero deberían tener una importancia muy superior al look del cuenco.

Puede que la estética sea importante para ti, pero a tu perro o gato le da igual. ¡Tenlo en cuenta!

La pregunta entonces es: ¿se puede tener un comedero bonito? ¿debo priorizar la calidad? ¿qué material es el mejor para un comedero?

Lo primero que debes diferenciar bien son los tres materiales usados por excelencia y sus características principales. Recuerda que a cada mascota puede irle mejor un material que otro, y no todos los animales y razas son iguales tanto en necesidades como en preferencias.

Comederos metálicos para mascotas

Comedero metálico para tu perroLos comederos metálicos o de acero inoxidable se han popularizado en los últimos quince o veinte años. Observa la cocina de cualquier casa o restaurante y verás multitud de utensilios de este material.

Se ha abaratado y se ha perfeccionado la producción del acero inoxidable. El resultado es que está en todas partes.

Ventajas del metal para un comedero

Los comederos metálicos o de acero inoxidable cuentan con muchas ventajas frente a los de plástico o cerámica.

El acero es un material resistente a la corrosión y al desgaste. Esto evitará que se desprendan partículas que podrían ser tóxicas para tu perro o para tu gato.

Comedero metálico para gatos

Si bien la resistencia del material es importante, no lo es menos la higiene y la facilidad para ser lavado.

Uno de los grandes errores que cometen muchos de los dueños de una mascota es no lavar los comederos en semanas. En el caso del comedero de acero inoxidable no tendrás problema con la limpieza: directo al lavavajillas y como nuevo.

Es recomendable enjuagar y cambiar el agua varias veces al día. Deberás lavarlos cada 3-4 días si tienes una única mascota. Aumenta la frecuencia si tienes más de un animal por casa.

Si eliges el lavavajillas para no limpiarlos a mano deberás tener un recambio para no dejar a los animales sin agua o comida durante horas.

El acero inoxidable es el material de moda: resistente, ligero y con garantías sanitarias.

Si es un comedero metálico de buena calidad, te durará años sin el más mínimo signo de desgaste (aunque lo metas en el lavavajillas a máxima temperatura como hago yo, así me aseguro la máxima desinfección y limpieza).

Son comederos económicos y accesibles gracias a la popularización de este material. Los puedes encontrar tanto elevados (ideales para perros grandes) como de suelo por menos de 30 euros.

Lo malo de los comederos metálicos

No todo podía ser maravilloso. Aunque sea el tipo de comedero con menos desventajas, las tiene.

Los comederos de metal pierden el brillo por culpa de la saliva de tu mascota.

Además el acero inoxidable es de un estilo industrial que en determinados hogares y ambientes puede quedar poco acogedor, pero ahí es donde entran en juego los gustos de cada uno. Como te contaba antes, a tu mascota el aspecto estético le importa más bien poco.

Comederos de plástico para perros y gatos

Comedero tradicional de plásticoEl plástico es la opción de toda la vida. Un comedero de plástico será versátil, duradero y lavable sin problema en el lavavajillas. Además el precio del plástico es inferior al de otros materiales. ¿Es el comedero ideal?

El problema del plástico no es el material en sí, sino su procedencia y calidad. Y puede llegar a ser tóxico para tu mascota.

El plástico se popularizó durante el siglo XX en todos los aspectos de nuestra vida, pero poco a poco lo estamos intentando evitar por su efecto contaminante.

Personalmente no creo que sea el mejor material para poner la comida o el agua de tu perro o gato, pero tampoco hay que demonizarlo. Vamos a ver lo bueno y lo malo, algo esencial para poder decidir.

Cosas buenas que tienen los comederos de plástico

El plástico es muy ligero a la par que resistente, algo de lo que pueden presumir muy pocos materiales. Esto te permitirá mover el comedero con mucha facilidad, transportarlo sin esfuerzo y despreocuparte porque se pueda romper. Es así, lo aguanta todo.

Comederos de plástico para glotones

Dentro de los comederos de plástico hay una variante muy interesante: los comederos especiales para perros o gatos que tienen un apetito voraz. Se trata de un comedero tradicional pero con obstáculos para dificultar el acceso al pienso, algo que fuerza a tu mascota a comer más lento.

Los comederos de plástico son los más económicos. Si bien es cierto que hay comederos de plástico de precios elevados, lo habitual es que sean muy baratos.

En las grandes superficies o chinos se pueden encontrar desde uno o dos euros, aunque estos comederos son justo los que debemos evitar por la calidad del plástico.

Por mi experiencia, solo puedo recomendarte un comedero de plástico si necesitas moverlo con frecuencia y supeditado a que sea de un origen fiable. Eso te garantiza que no pone en riesgo la salud de tu mascota, que es el factor más importante.

Desventajas del comedero plástico

El plástico es un material que se puede considerar seguro en la mayoría de los productos que se venden, pero hay que ser precavido. Algunos comederos pueden estar hechos con un plástico de mala calidad o con una falsa certificación europea.

El resultado es fatal: intoxicación alimenticia en tu perro o gato por ingerir sustancias nocivas para su organismo.

Además, el plástico es un material que un perro grande puede romper con relativa facilidad. Cuando esto sucede, lo habitual es que se despiece en múltiples pedazos y tu perro acabe con alguno de ellos dentro de su estómago. Esta situación es peligrosa para su salud, puesto que el plástico tiende a generar trozos afilados cuando se quiebra.

Comederos de cerámica para pienso y agua

Comedero de CerámicaLa cerámica es un material que genera debate entre los amantes de perros y gatos: a algunos les encanta, pero el resto de la gente le parece una opción incluso peor que el plástico ¿por qué?

Ventajas de los comederos cerámicos

Si le das un valor grande a la estética y no quieres que el comedero desentone con la decoración de tu hogar, entonces el comedero de cerámica puede ser tu opción preferida.

Los comederos de plástico o acero inoxidable no tienen opciones para igualar los diseños y la estética de los comederos de cerámica.

Además se trata de comederos bastante pesados, lo cual es una ventaja si tu mascota tiene la manía de moverlo o empujarlo. Uno de mis gatos mueve siempre el agua (para verla, por lo visto es algo frecuente) y la tira. Con un comedero ligero la cantidad de líquido que sacaba fuera era mucho mayor.

Si el diseño está por encima de todo para ti, entonces no hay duda: escoge un comedero de cerámica.

Desventajas de un comedero de cerámica

Está claro que el gran punto fuerte de la cerámica es la estética, ahora la parte negativa:

Se trata del único material poroso de los tres, lo que le confiere una dificultad mayor a la hora de limpiarlo. Esto es algo que se puede evitar si escogemos un comedero que tenga una capa protectora de laca, pero aun así con el tiempo esta capa se termina degradando y el problema aparecerá.

Comedero de cerámica

¿Debemos dejar de lado este material? no. Si es comedero que más te gusta lo que debes tener en cuenta es que la limpieza de este comedero ha de ser más estricta.

Prioriza el uso de temperaturas altas, lavado en lavavajillas y con una frecuencia más elevada: todos los días o cada dos días.s

Se desgastará antes con tanto lavado, pero es imprescindible si no quieres poner en juego la salud de tu mascota. Y máxima atención en este aspecto si les das comida húmeda o dieta BARF, que dejan más residuos que el pienso.

Si optas por un comedero de cerámica tendrás que renovarlo con más frecuencia. Otra desventaja de este material.

Entonces, ¿de qué material elijo el comedero de mi mascota?

Al final es una elección personal y que dependerá de tu estilo de vida, de la forma de ser de tus mascotas y de ti.

  • Si vas a elegir plastico asegurate que sea un plástico seguro, no te arriesgues comprando en tiendas que no te den máxima confianza, podría ser peligroso.
  • Si vas a optar por la cerámica podrás elegir más diseños, dibujos y un mejor acabado estético. Pero deberás cambiarlos con más frecuencia. Además, se romperán antes con cualquier golpe o caída.
  • El metal y el acero son la mejor opción a priori, pero a mí no acaban de convencerme, me parecen más sucios en cuanto los usas unos días; pierden su brillo.

En mi caso utilizo cerámica tanto para el pienso diario como para el agua. Tengo bastantes comederos y los voy metiendo en el lavaplatos con frecuencia; además así varío colores y diseños.

Pero cuando les pongo comida húmeda utilizo comederos plásticos, son más ligeros, cómodos de manejar y puedo guardarlos en un armario sin miedo a que se caigan y se rompan.

Alternativas más avanzadas para comederos de mascotas

A la mayoría de mascotas les serviremos en un comedero de toda la vida, pero hay situaciones especiales o dueños más exigentes que pueden requerir un comedero más “avanzado”.

Me refiero a los comederos con programación manual o automática o con acceso restringido por microchip o cámaras.

Comedero metálico avanzadoEste tipo de comederos suelen estar fabricados en plástico o acero inoxidable, nunca en cerámica. Los que yo he probado son de muy alta calidad, ya que por su alto precio de venta es lo mínimo que se puede exigir.

En mi caso me he juntado con un gato que comía cuando le apetecía y con otro que devoraba la comida de ambos en cuestión de unos minutos. Era insostenible.

Mi recomendación es que, si necesitas un comedero de este tipo, compres uno que tenga un cuenco extraíble. Esto te permitirá cuidar mejor la higiene del comedero sin renunciar a las ventajas que ofrecen estos sistemas más avanzados.

Otros artículos que te pueden interesar...

2 Comentarios

Fer 8 junio, 2020 - 14:12

Y los de mármol?

Responder
admin 8 junio, 2020 - 14:17

Hola Fer!
Pues es que mármol y cerámica son dos materiales que se parecen mucho en sus propiedades. Aplica lo mismo que hemos comentado para los dos.

Responder

Deja un comentario