¿Debo lavar el comedero de mi mascota? ¿Cada cuánto tiempo? ¿Cómo?

por admin

Lavar el comedero de tu mascota con frecuencia es recomendable para evitar posibles problemas de salud. Puede que tu perro o gato sea todo un glotón y deje el comedero impoluto con cada ración de pienso, pero fíjate bien, si acercas la vista observarás que siempre queda algún resto de comida.

Estas pequeñas porciones de alimento que quedan en el comedero de tu compañero son un criadero de bacterias y gérmenes a corto plazo.

Nosotros los humanos lavamos los platos todos los días, lo tenemos automatizado. Por falta de tiempo es comprensible no poder mantener la misma periodicidad con nuestras mascotas, aunque sería lo ideal. Sin embargo, está claro que debes lavar el comedero de tu perro o gato para quitarle los gérmenes.

La pregunta es: ¿cada cuánto tiempo?

¿Debo lavar el comedero de mi mascota? Cómo hacerlo y cada cuánto tiempo

La frecuencia con la que te recomiendo lavar el comedero de tu mascota varía según el tipo de alimento que les des.

Si basas su alimentación sobre todo en pienso seco podrás lavarlo cada dos o tres días sin problema.

Mientras que si le das a tu perro comida húmeda o dieta BARF los restos de comida son más peligrosos y necesitarás lavar su comedero todos los días. Incluso sería aconsejable hacerlo después de cada comida si es posible.

Salud e higiene para tu mascota

Comedero metálico, de plástico o de cerámicaPuedes pensar que el único peligro que existe es que queden restos de comida en el plato de tu perro o gato. ¡Error! La suciedad ambiental como el polvo o los ácaros también son un peligro para su salud.

Lavar el comedero con frecuencia es la única forma efectiva de prevenir las enfermedades causadas por la ingesta de parásitos, polvo o ácaros.

Si dejas una semana sin limpiar el mueble de la televisión o la mesa del salón ya sabes lo que sucede: pasas el dedo y te llevas una buena capa de polvo de regalo. Eso mismo sucede con el cuenco de comida de tus mascotas. La diferencia en este caso es que será la lengua de tu mejor amigo la que arrastre la suciedad y la introduzca en su estómago. ¡Hay que evitarlo!

¿Lavar a mano o en el lavavajillas?

La mejor opción para lavar el cuenco de tu gato o perro es el lavavajillas. Utiliza el programa que tenga la temperatura de lavado más alta (60ºC o 70ºC por lo general) para asegurarte una correcta eliminación de todos los gérmenes. No tendrás que hacer ningún tipo de esfuerzo, el cuenco saldrá impecable, y además estará listo para ser utilizado al momento.

Por otra parte, como el lavado a máquina es completamente automático y no requiere nada de tu tiempo, puedes incluir el comedero de tu perro o gato en cada lavado. De esa forma te garantizas que siempre está 100% libre de bacterias y gérmenes peligrosos para tu mascota.

Si no tienes lavavajillas y lavas a mano puedes utilizar el mismo jabón que empleas para tus platos y cubiertos. En cambio, el estropajo deberá ser uno diferente, ya que podrías mezclar tus restos de comida con los de tus mascotas.

Asegúrate de que el estropajo que utilizas no es demasiado abrasivo. Si es muy fuerte podría hacer surcos o rayones profundos. Eso tiene una consecuencia negativa: las bacterias y los gérmenes se instalarán con más facilidad en el comedero porque tendrá recovecos.

Frecuencia con la que debes lavar el plato del pienso

Lavar el comedero de tu mascota a mano

La frecuencia mínima con la que debes lavar el comedero de tu gato (o perro) es de una vez a la semana.

Por ejemplo, si limpias tu casa a fondo los domingos, puedes aprovechar para darle siempre un repaso al cuenco de comida del animal.

En el supuesto de que utilices el lavavajillas, coloca el comedero en el compartimento inferior en lugar de en el superior, de este modo te aseguras un mejor lavado.

Aunque con lavarlo cada dos o tres días es suficiente para mantener las bacterias a raya y evitar problemas de salud en tu mejor amigo. Sin embargo, si el comedero está en una zona que se ensucia con más facilidad o si le das a tu gato comida húmeda dos o tres veces a la semana (como te recomiendo yo), mi consejo será que lo laves a diario. Así te garantizas al 100% que siempre está impecable y libre de parásitos.

Ya sea a mano o a máquina, mi consejo es que intentes realizarlo siempre a la misma vez que laves tus platos y cubiertos. Una vez desarrolles el hábito nunca se te olvidará y evitarás potenciales problemas de salud en tu mascota.

Vinagre, bicarbonato y zumo de limón

El vinagre y el bicarbonato son una pareja utilizada desde hace muchos años para limpiar y desinfectar. Sin embargo, en contra de la creencia popular, la unión de un ácido (vinagre) con una base (bicarbonato) no da lugar a un desinfectante.

Los niveles de pH que tiene la mezcla de vinagre y bicarbonato no son eficaces para desinfectar. En cambio esta mezcla sí es efectiva para la limpieza superficial, por lo que para ese cometido sí podrás utilizarlo.

Tampoco desinfecta el zumo de limón, aunque dentro de la creencia popular muchas personas crean que tiene esa capacidad. Es cierto que este cítrico puede llegar a eliminar algunas bacterias, sin embargo, no tiene la potencia suficiente para la desinfección completa.

Cuando el objetivo es lograr desinfección de un cuenco o cualquier plato es mejor utilizar un producto formulado para ello. Solo de esta manera te aseguras que queda libre de gérmenes y bacterias que puedan perjudicar la salud de tu mascota.

Yo en casa uso Sanytol siempre: en su versión líquido para poner en la ropa o las sábanas cuando alguna vez un gato se ha hecho pis (es lo único que quita el olor), o en su versión spray para el sofá, la alfombra o para la limpieza de los cuencos de comida.

Bestseller No. 1
Sanytol - Limpiador Desinfectante Multiusos en Spray, Todas las Superficies, sin Lejía - Pack de 4 x 750 ml
  • Limpia y desinfecta sin lejía y de una sola pasada todo tipo de superficies.
Bestseller No. 2
Asevi Profesional Gerpostar Desinfectante 5 Kg (24162)
  • Poderoso limpiador desinfectante que combina un gran poder de limpieza con la máxima eficacia bactericida

¡No uses lejía!

Desinfecta con lejía

A raíz del Coronavirus se ha popularizado el uso de la lejía como recurso para desinfectar. Para eliminar los gérmenes del comedero puedes usar lejía diluida (20ml por litro), sin embargo, deberás tener cuidado si escoges esta opción.
La lejía es un producto corrosivo que puede causar daños permanentes tanto en el organismo como en la piel de tu mejor amigo. Por eso, si empleas esta alternativa, pon especial énfasis en realizar un aclarado exhaustivo del comedero y evita en todo momento que entre en contacto con el animal.

Los 3 mejores comederos para lavar en el lavavajillas

Cada día hay más tipos de comederos que consiguen ser prácticos e higiénicos de una sola vez, yo ya he escrito antes antes acerca de si es mejor usar un cuenco de metal, de plástico, de cerámica, etc. Sin embargo, no todos los comederos que veas serán aptos para el lavavajillas, algunos han de ser lavados a mano para evitar que se degraden o incluso que se rompan.

Antes de comprar un nuevo comedero para tu mascota necesitas pensar si lo vas a lavar a mano o en el lavavajillas. ¿Será a máquina? Entonces tienes tres opciones: acero, cerámica y plástico.

Comedero de acero inoxidable

Comedero metálico para gatos

Si tienes intención de lavar en tu máquina el comedero este es el mejor material que conozco. El acero inoxidable tiene un alto grado de resistencia a las temperaturas elevadas, resiste los lavados a máquina durante años y repele las bacterias. Es ideal para los que buscamos simplicidad y ahorro de tiempo.

Lo único que debes tener en cuenta es que es posible que el recipiente pierda su brillo inicial cuando pasen unos meses. Como ya sabrás, el lavado a máquina es agresivo y en ocasiones causa algunos rayones, algo que puede degradar el aspecto del acero inoxidable.

Por otra parte, el acero inoxidable es perfecto si le das prioridad a la salud y la practicidad. Te permite vivir con la tranquilidad de que el comedero queda impecable y sin bacterias para varios días tras cada lavado.

En cambio, si te preocupa el desgaste visual que puede sufrir, mejor pasa a las siguientes opciones.

Bestseller No. 1
Pecute Comedero para Gatos Perros Mascotas de Acero Inoxidable 12oz/800ml con Pala de Comida, Base de Silicona Antideslizante
  • 🐾【 No Tóxico y Seguro 】Están hechos de acero inoxidable los dos comederos, son resistente al calor y a la corrosión, y el tapete, hecho de silicona real, ambos son NO tóxicos, inodoros y comestibles. Resistentes al calor, a la corrosión y al óxido, son más duraderos, perfectos para caber comidas calientes. Realmente pensando en la salud de tu mascota.
RebajasBestseller No. 2

Comedero de cerámica

Los comederos de cerámica son preciosos. A nivel de estética, decoración y acabados no tienen rival, esa es la realidad. Sin embargo cuando los lavamos con frecuencia pierden rápidamente su belleza y su brillo. ¿Son aptos para el lavavajillas?

En este caso depende del comedero de cerámica que elijamos ya que cada uno tiene características particulares. La mayoría de recipientes de este tipo son aptos para lavavajillas porque incorporan una capa de protección que los hace resistentes al lavado a máquina. Sin embargo, si no la tuvieran, es posible que a los pocos lavados comience a degradarse e incluso a perder la pintura.

Comedero de cerámica

Si quieres ir a lo seguro no es la mejor opción. Sin embargo, en el apartado estético no tienen rival, así que si esa es tu prioridad, escoge uno resistente y evita lavarlo a muy altas temperaturas para retrasar la degradación.

Comedero o bebedero de plástico

Casi todos los cuencos para comida de perro o gato son de plástico, es lo normal. Eso incluye también a la gran mayoría de los comederos con báscula integrada para lograr que tu gato adelgace y a los comederos que se pueden programar para que funcionen de forma automática para dar de comer a tu perro.

El plástico ofrece tres características que lo hacen tan popular: es resistente, se puede fabricar con formas de cualquier tipo y es muy económico.

Comederos de plástico para glotones

Se trata de un buen material para el lavavajillas también. Sin embargo ya sabrás que hay distintos tipos y calidades de plásticos. Un comedero de plástico muy fino o de mala calidad no es adecuado para el lavavajillas ya que se deformará por la temperatura a los pocos lavados, quedando inservible.

En cambio, si es un plástico duro y resistente, aguantará el paso de los lavados durante años y años.

Nosotros estamos intentando reducir el uso de plásticos en nuestra vida diaria y por ese motivo de estos tres tipos hemos elegido comederos de acero inoxidable y de cerámica para nuestra casa. Pero si quieres algo económico, resistente y sencillo, el plástico sigue siendo la opción por excelencia.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario