Evita así el mal aliento de tu perro

por admin

¿Te preocupa el mal aliento de tu perro? No eres el único, esta es una de las preocupaciones más habituales de todos los que tenemos un perro.

El olor fuerte en la boca de cualquier perro puede ser un problema molesto e incluso desesperante. Con los consejos adecuados conseguirás mitigarlo e incluso eliminarlo por completo en unos pocos días. ¿No te lo crees? Sigue leyendo porque te voy a explicar al detalle las causas del mal aliento de tu perro y las soluciones para evitarlo.

Evitar el mal aliento de tu perro

En base a mi experiencia con cientos de perros, te puedo garantizar que el problema del mal aliento se puede solucionar con una garantía de éxito muy alta y en poco tiempo. Además, siguiendo los consejos que te voy a enseñar, mejorarás de forma sustancial la calidad de vida de tu perro, y eso es muy importante para su bienestar y su longevidad.

Estas son las causas frecuentes del mal aliento de tu perro

Elimina el mal aliento de tu perro

Existen una gran variedad de causas por las que tu perro podría tener ese característico y desagradable olor en su boca. Desde enfermedades, pasando por intolerancias alimentarias y acabando por la higiene bucal.

La realidad es que el mal aliento suele estar provocado por una combinación de varios factores, no por uno solo. Los más frecuentes sin duda son la dieta y la falta de higiene regular en la boca del perro.

Pero hay muchos otros que también pueden afectar y que conviene revisar al detalle. ¡Vamos a ello!

Dieta

Si el pienso que le das a tu perro contiene una cantidad moderada o alta de pescado, es posible que lo digiera peor que la carne. Esto provoca en muchos casos un olor fuerte en el aliento. Este aroma a pescado descompuesto suele ser bastante desagradable.

Por otra parte, los perros que reciban alimentación de tipo BARF o que suelan tomar dieta blanda son perfectos candidatos al mal aliento si la higiene bucal no es excelente. En estos casos mi recomendación es incluir un poco más de pienso de carne y sin cereales, tal y como te comentábamos en nuestro artículo sobre la comida real para perros.

La comida dura y los piensos son bastante más agradecidos con la salud bucal de tu mascota. Siempre tendrás menos problemas con este tema si la alimentación es más “tradicional”.

Higiene bucal escasa o inexistente

Esta es la causa más habitual del mal aliento en perros: poca higiene bucodental.

Resulta sorprendente que siendo algo tan sencillo de remediar en el día a día, haya muchos perros que jamás reciben cuidados al respecto.

Importancia de la higiene bucal en perros

Los restos de cada comida se van acumulando en la boca de tu perro si no recibe una higiene adecuada. Estos residuos irán provocando un olor desagradable en su boca.

Vigila también el nivel de sarro que hay en sus dientes, nunca debe ser excesivo. Recuerda que es normal que tengan algo de placa.

Lo peor de este tema es que si la situación es persistente las consecuencias pueden ser peores que el mal aliento, ya que tu perro podría llegar a tener infección de encías o a perder algunos dientes si no actúas a tiempo.

La acumulación excesiva de sarro y placa es un problema habitual en la mayoría de razas

¿Cómo puedes evitar que tu perro tenga una infección o pierda algún diente? No es difícil, más adelante te lo explico.

Enfermedades

El aliento es una de las primeras cosas que mira cualquier veterinario en un perro con problemas de salud sin identificar.

El mal aliento en canes puede ser indicador de enfermedades como la diabetes o la obstrucción intestinal.

Por otro lado, la halitosis canina también hace acto de presencia si tu perro tiene alguna infección en la boca, como por ejemplo las caries o la periodontitis. En este caso la detección por tu parte suele ser más sencilla, pero aun así recomendamos acudir de forma inmediata al veterinario.

El mal aliento puede venir por enfermedades

Trastornos renales

¿El aliento de tu perro tiene un olor que podría recordarte al de la orina? En ese caso no dejes pasar ni un segundo, coge a tu perro y llévalo al veterinario lo antes posible.

Las enfermedades renales son degenerativas, por lo que su descubrimiento precoz es muy importante para que el tratamiento sea efectivo.

Cuando el aliento de tu perro tiene un olor similar al del pipí, la posibilidad de que esté sufriendo una insuficiencia renal es muy alta. Su riñones pueden no estar trabajando al ritmo que el cuerpo requiere y, por lo tanto, se puede producir un bloqueo en el organismo que conlleva ese olor a urea en el aliento.

Problemas respiratorios

Aquí entran sobre todo aquellas razas que tienen el hocico corto, sobre todo si son de pequeño tamaño.

La predisposición de estos perritos a sufrir problemas de tipo respiratorio es más elevada, lo cual suele tener como consecuencia un aliento más fuerte que en otras razas.

Mal aliento en perros de hocico corto

Si el caso se complica estaríamos hablando de rinitis o sinusitis, causas más que suficientes para solicitar la ayuda de un profesional lo antes posible.

Por eso es muy importante que si tu perro tiene el hocico corto le prestes especial atención a su higiene bucal.

Pasos para solucionar el mal aliento de tu perro

El mal aliento de un perro no se puede solucionar de forma mágica con una pastilla, ni tampoco es algo que puedas solucionar en un solo día.

Debes tener claro que es un proceso en el que es necesario ser persistente y disciplinado, de lo contrario los resultados no llegarán.

Lo ideal, o al menos lo que a mí siempre me ha funcionado con mis perritos, es crear rutinas diarias o semanales. Depende mucho del grado de halitosis y de lo receptivo que sea tu perro, cada caso es único y ahí deberás ser tú el que ajuste la periodicidad.

Juguetes especiales

¿Hay algo que le guste a tu perro más que jugar? Quizás comer, pero estará la cosa reñida.

Lo importante es que no hay nada más sencillo para todos que poder mejorar la salud dental de tu perro a la vez que juega, y eso lo puedes lograr con juguetes especiales para esa tarea.

Protege los dientes de tu perro con juguetes especiales

El mal aliento de tu perro está relacionado con lo que pasa dentro de su boca y en sus dientes. Estos juguetes están diseñados para que, cuando tu perro los muerda jugando, sus dientes también se vean beneficiados.

Los hay con múltiples formas, precios y colores. Elegir uno o varios ya es una cuestión de gustos y también de lo que creas que mejor se adapta a tu perro, ya que nadie lo conoce mejor que tú.

Bestseller No. 1
Tlich Cepillo de Dientes Perro,Palo Juguete para Masticar,Limpiador Dientes Perros, para Perros pequeños,Regalo para el Amante de Las Mascotas (Verde)
  • 1. Materiales de alta calidad, la goma de silicona natrual es segura para su mascota. Un cepillo de dientes con una variedad de sensación en la boca hace que cepillarse los dientes sea una experiencia placentera para su mascota y promueve la masticación.

Yo utilizo el cepillo verde de la foto, al mio le encanta. Al menos un par de ellos al año “se come”.

Reduce el mal aliento usando pienso seco (pero de calidad)

Los problemas de placa dental y mal aliento se pueden mitigar si le das a tu perro un alimento seco.

Aunque el pienso no es tan nutritivo y saludable como el alimento húmedo, resulta mucho más adecuado para el mantenimiento óptimo de los dientes y la boca en general.

La composición del pienso tiene gran importancia. Dale prioridad a aquellos piensos basados en ingredientes de calidad, evitando en todo momento los que contengan mucho pescado, subproductos animales o cantidades excesivas de cereales.

Pienso sin cereales para perros

Mejorar la alimentación de tu perro con un buen pienso seco no solo derivará en un aliento más suave y menos desagradable, sino que también afectará positivamente a su salud. Es un win-win.

El cepillado bucal canino: el recurso más eficaz

Si hay una acción imprescindible para eliminar el mal aliento de tu perro esa es el cepillado de sus dientes. Las demás podemos sustituirlas por otras, pero el cepillado es algo que no puede faltar para una correcta higiene bucal.

Evita el mal aliento de tu perro con el cepillado

El momento del cepillado puede ser un poco molesto para tu perro, sobre todo si no está acostumbrado. Por mi experiencia te recomiendo seguir estos pasos:

  1. Varios días antes de primer cepillado, enséñale la pasta y deja que la huela para que se familiarice con ella.
  2. Tras la primera toma de contacto, ponle un poco de pasta en los dientes, pero si se muestra incómodo no continúes.
  3. Hora del cepillado: empieza por los colmillos, de forma suave y ganando firmeza poco a poco.
  4. Completa el cepillado de los dientes restantes. Recuerda hacer movimientos verticales y reforzar la buena conducta de tu mascota. Acarícialo si está nervioso y prémialo si se porta bien

Recuerda que cepillar los dientes de tu perro jamás debes utilizar pasta de dientes tradicional, como la que utilizas tú en casa. La pasta que debes utilizar debe ser específica para perros, así como el cepillo, que deberá ser canino, no sirve un cepillo bucal normal.

Zanahoria y apio

Puede que a tu perro le guste más un buen trozo de carne que unos vegetales (lo cual es lógico teniendo en cuenta su naturaleza), pero para complementar su salud dental no hay nada como unos crudités de zanahoria y apio. No es broma.

Estos vegetales actúan como cepillos dentales 100% naturales, siendo además mucho mejor tolerados por los perros que una limpieza manual. El uso de estos vegetales en ningún caso sustituye al cepillado, pero lo complementa a la perfección. La función es similar a la que hace el hilo dental o el irrigador en los humanos.

Los vegetales limpian los dientes y aportan vitaminas importantísimas.

Para su administración debes asegurarte de que ambos vegetales estén crudos y bien lavados. Recomiendo trocearlos con una forma algo afilada, para que de ese modo hagan mejor la función de limpieza. Y si a tu perro no le van los vegetales, siempre puedes probar con un limpiador específico natural como este de Bayer, son unas tiras de espirulina que le limpiarán la boca al masticarlas.

Canela

canela para el aliento de tu perro

La canela (Cinnamomum verum) también puede ser de gran utilidad para combatir el mal aliento de tu perro.

Una cucharada sopera en una de las ingestas de comida que le pongas será suficiente para que haga su labor. No es efectiva por sí sola para eliminar el problema en la mayoría de casos, pero es una ayuda excelente como tratamiento complementario.

Por otra parte, la canela también tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas, así que toma la costumbre de poner esa cucharadita en la comida de tu mascota y solo obtendréis beneficios.

Soluciones dentales para el agua

De todas las posibilidades que hemos tratado y que trataremos en este artículo, las soluciones dentales para el agua son las más cómodas de emplear. No generan problemas de administración y su efectividad está demostrada.

Se trata de un líquido insípido que se disuelve en el agua y contiene agentes para neutralizar el mal aliento de tu perro. Él ni se enterará de que lo está tomando, y tú solo debes recordar ponérselo en el agua de vez en cuando. Más fácil imposible.

Colutorio para evitar el mal aliento de tu perro

Por Amazon tienes varios disponibles, pero a mí el que mejor me funciona con mis perros es este de Zooplus, que además es el más económico que he visto. También puedes preguntarle a tu veterinario en la siguiente visita porque quizás los tenga para venta en la clínica.

Mayor actividad física

Un aumento en la actividad física diaria de tu perro tendrá un impacto directo en la salud de su boca y en su aliento.

Al hacer más deporte, tu perro tendrá que beber más agua para recuperar los líquidos perdidos y eso favorecerá la renovación bacteriana de la boca. El resultado es la disminución e incluso la desaparición de los olores fuertes y desagradables en su aliento.

Consejos para salir a correr con tu perro

Salir a correr con mi perro es mi truco favorito para evitar su mal aliento. Ya os contamos todos los secretos para disfrutar del running con tu perro en un artículo anterior.

El motivo es muy simple: además de mejorar la salud bucal del can, hará que su salud a nivel global se vea mejorada. Tú también puedes verte beneficiado si haces deporte con él; y te aseguro que vuestra relación se reforzará de una forma muy especial.

Calidad del agua

Uno de los factores que pasan más desapercibidos y que más influyen es la calidad del agua. En función de la población en la que residas, el agua puede tener unas características particulares que influirán de forma negativa en el aliento de tu mascota.

La presencia de metales, la dureza y la mineralización afectan a las bacterias de la boca, creando un mejor o peor clima para su proliferación.

Evita el mal aliento de tu perro filtrando el agua del grifo

Si bien es cierto que en España el agua del grifo se puede considerar como aceptable en todas las provincias, hay algunas como Ciudad Real, Logroño o Huelva donde la calidad es bastante deficiente según un estudio de la OCU.

No es necesario recurrir al agua mineral embotellada. Un buen filtro es suficiente para solucionar el problema.

Si resides en una localidad donde el agua potable no sea una gran ayuda, puedes comprar agua mineral o bien puedes filtrar el agua. Esta última opción es mi favorita porque reduces el gasto y los residuos generados, siendo mucho más sostenible con el medio ambiente. Con una buena jarra y un pack de filtros tendrás solucionado el problema para varios años.

Bestseller No. 1
BRITA MAXTRA+ – 6 filtros para el agua – Cartuchos de filtrado para el agua – Recambios compatibles con jarras BRITA que reducen la cal y el cloro
  • El filtro de agua BRITA ofrece un óptimo sabor: reduce las sustancias que alteran el sabor y el olor del agua como el cloro y la cal, disfruta de un vaso de agua fresca
Bestseller No. 2
BRITA 1025126 Filtros para Jarra de Agua Maxtra+, Bianco, 12 Filtri
  • 12 filtros maxtra + para jarras filtrantes brita

Limpiezas dentales en el veterinario

Ahorrar dinero en veterinario no suele ser nunca una buena idea, a la larga derivará en un gasto mayor y problemas de salud.

A nivel bucal también es una máxima que se cumple, sobre todo si tu perro no es muy propenso a dejarse lavar los dientes. El aliento de tu perro mejorará de forma sustancial si se higieniza la boca con un profesional cada cierto tiempo.

Al igual que podemos bañar a nuestro perro en casa (tanto en la bañera como en el jardín) y aun así lo llevamos de vez en cuando a la peluquería canina a que le den un buen lavado; debes dejar a un profesional limpiar la boca de tu perro de vez en cuando incluso si realizas la tarea en casa.

Deberás llevar a tu perro al veterinario al menos una o dos veces al año para que le realice una limpieza dental, pero si tu bolsillo te permite ir más, siempre será mejor.

No obstante, es algo que debes valorar con el propio especialista en base a la tendencia de tu perro para tener mal aliento y acumular sarro; él te dirá mejor que nadie como puedes gestionarlo en tu caso particular.

Para mí lo mejor es lavarle los dientes con cepillo y a mano. Y el líquido para el agua es la solución efectiva más fácil y rápida con la que complementarlo.

y tú ¿cómo cuidas la higiene dental de tu mejor amigo? Te animo a que nos lo cuentes en los comentarios, así ayudarás a todas las personas que tienen el mismo problema que tú. Dudas, preguntas, sugerencia… también en los comentarios.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario